El precio de la vida: Homenaje al Día Mundial de la Poesía

diana

El pasado viernes 16 de marzo un centenar de afortunados espectadores pudimos asistir a una celebración anticipada del Día Mundial de la Poesía (que se conmemora hoy día 21), en el salón de actos de la Biblioteca Lope de Vega de Tres Cantos, Madrid.

La actriz y dramaturga Diana Manrique nos regaló una tarde de profundas reflexiones, de intensas sensaciones y de emociones compartidas a través de la poesía de Luis García Montero y de la música que brotaba del piano del magistral músico que la acompañaba, Nacho Fernández.

El título del espectáculo concebido por Diana, El precio de la vida, corresponde a un verso de un poema de García Montero, y en torno a él ha entretejido su obra, durante la cual Diana recita, canta, actúa, baila, camina, vuela, siempre al ritmo de las melodías interpretadas por Nacho, dos de las cuales han sido creadas por él especialmente para el espectáculo, y todas ellas brillantemente escogidas para realzar la emoción sugerida por los poemas interpretados. Todos los presentes palpitamos especialmente con las últimas, una de ellas perteneciente a la lograda banda sonora de la película Love actually, y, la otra, a la Gymnopedie más conocida de Erik Satie.

Son en total 22 las composiciones del poeta granadino que Diana ha incorporado en su genial y original puesta en escena, distribuidas en cinco secciones, cada una dedicada a un concepto existencial de los que componen nuestra vida, como son la Realidad, la Soledad, el Envejecimiento, la Muerte y el Vivir.

Diana las ha unificado bajo el epígrafe de El precio de la vida como símbolo del coste que implica y significa vivir, con las luces y sombras que conlleva, y siempre con el amor como telón de fondo: el amor fraternal, a la pareja, a los amigos…

Estos son los poemas que integran cada bloque:

REALIDAD: Reestreno; La realidad; La lentitud tiene alas igual que el pensamiento y que las obsesiones; Canción niebla; Tal vez nos vamos de nosotros mismos…; Canción extranjera.

SOLEDAD: Las razones del viajero; Es bueno convivir con nuestros sueños, pero en habitaciones separadas;  Estaban como grietas en la casa; En cualquier invierno se esconde un calor hecho a nuestra medida.

ENVEJECIMIENTO: Preguntas cruzadas;  Los espejos Canción suicida; Parece que soy yo quien hasta mi se acerca;  Se descalzan los días.

MUERTE: Naranjas y cipreses; Resumen de los hechos; La vejez.

VIVIR: Para ser leído muchos años después; Quizá solo nos falte; La cólera del tiempo se aplaca con las manos; Coplas a la muerte de su colega.

diana 2

Algunos fueron recitados, otros entonados en forma de canción lírica, y otros cantados a la manera de los musicales clásicos, pero todos interpretados con la danza y los movimientos corporales y gestuales de una magistral Diana Manrique, que nos supo transmitir con gran sensibilidad las entrañas y la esencia de los poemas elegidos y de las más profundas intenciones de su autor al componerlos. Combinados con las melodías escogidas por su pianista, la voz y las palabras de Diana nos alzaron de nuestros asientos,  nos condujeron hacia las alturas, por encima del edificio que nos albergaba, y nos invitaron a volar junto a ellos hasta alcanzar el universo de Luis García Montero, universo en el cual pudimos conocerlo y escuchar de sus propios labios sus palabras emocionadas y de agradecimiento hacia Diana; y es que el propio poeta se encontraba en la sala, entre nosotros, compartiendo, con la generosidad que lo caracteriza, una tarde de viernes con la autora y con el resto de los espectadores, que nos sentimos felices y afortunados de vivir un momento único que tardaremos mucho tiempo en olvidar.

Fueron para todos los presentes unos momentos de intensa emoción y lágrimas contenidas; también para el propio García Montero, que, visiblemente conmovido y con los ojos empañados, se confesó estremecido al tiempo que entusiasmado por la preciosa puesta en escena a la que acabábamos de asistir.

El precio de la vida continúa su trayectoria por los escenarios, en principio de la Comunidad de Madrid, siendo sus siguientes citas con los espectadores el próximo 21 de abril a las 19 h en el Centro Cultural García Lorca de Carabanchel, calle Eugenia de Montijo 105, Madrid, y el 27 de abril en el Centro cultural El Greco, Calle de El Greco 29 (Latina), Madrid, también a las 19h.

Desde el Grupo Tierra Trivium deseamos mucha suerte y muchos éxitos en su recorrido a esta obra que nadie debería perderse y a sus dos creadores, Diana Manrique y Nacho Fernández, sin cuya magistral actuación, sensibilidad y profesionalidad no hubiera podido llevarse a cabo.

 

 

Anuncios

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.