Entrevista a Ismael Mateo por su poemario Versos de los beS.O.S.: «Cuando me preguntan cuánto tardo en escribir un poema, siempre contesto que 24 años, que es la edad que tengo ahora».

 

foto (3)

Ismael Mateo nació en Valencia en 1993, aunque tiene orígenes extremeños y manchegos. Inició estudios de Psicología y, junto por esta Ciencia, está también muy interesado por la Filosofía, la poesía y la política, hasta el punto de participar en diversos círculos culturales y de debate, como el CIAG, Círculo de Investigación de la Antropología Gnóstica.

Se considera un autor autodidacta y desde muy niño leía todo lo que caía en sus manos, especialmente libros de aventuras y de poesía. Su pasión lectora la ha heredado de su madre, que le proporcionaba los libros y que ha sido siempre su máxima admiradora en todo lo que Ismael ha escrito, desde que a la tierna edad de 4 años esbozó sus primeros poemas.

Se considera un alma rebelde, aficionado a la aventura y a las motocicletas; actualmente ostenta el cargo de secretario y portavoz en un club de motociclistas.

Se considera también una persona muy sociable y con facilidad de palabra; siempre que ha tenido la oportunidad ha actuado como portavoz de un grupo y gracias a los empleos que ha desempeñado hasta ahora ha desarrollado una gran habilidad para relacionarse con todo tipo de personas, de los más distintos niveles culturales, lo cual ha alimentado y potenciado su espíritu autodidacta.

GRUPO TIERRA TRIVIUM. Sabemos que tu nombre literario, Ismael Mateo, no es tu nombre real, sino que utilizas tu segundo apellido, Mateo, como homenaje a tu madre. ¿Sería posible que nos transmitieras hasta qué punto ha influido tu madre en tu desarrollo artístico, y qué valores y enseñanzas recibidos de ella te han hecho crecer como persona y como poeta?

ISMAEL MATEO. Desde que tengo memoria, recuerdo a mi madre con un libro en la mano. Admiraba la capacidad que tenía para, en los momentos tensos, tomarse una copita de vino, leer y relajarse. Me leía libros que, por mi edad, no entendía, y cuando le preguntaba por alguna palabra desconocida no se limitaba a decírmela, sino que me obligaba a buscar en el diccionario. Esto hacía que me interesara estar a su nivel intelectual, poder hablar de su mayor pasión y sobretodo, y no menos importante, entenderla. Me animaba a escribir y a leer cada momento libre que tuviera y era mi mayor y única lectora, ya que no me gustaba que otras personas leyeran lo que escribía. Ella corregía mis faltas ortográficas y me ayudaba a mejorarlas.

G.T.E.  Nos gustaría que nos hablaras del momento en que empezaste a escribir.¿Recuerdas cómo empezó, si fue algo meditado, a lo que llevabas tiempo dando vueltas, o si en cambio fue algo que surgió de una forma repentina, o por algún acontecimiento concreto?

I.M. Lo cierto es, que no recuerdo un momento exacto en el que me puse a escribir. Me remontaría a los 5 años aproximadamente, cuando hacía pequeños relatos infantiles. Sin embargo, en cuanto a la poesía, sí recuerdo el instante en el que empecé y fue una mañana tras un sueño; oí como una voz en él recitaba las mismas estrofas una y otra vez. Cuando desperté, cogí un bolígrafo y las apunté. En ese instante empezó todo y lo  «agradezco», por decirlo de alguna manera, a una ruptura un tanto dolorosa.

G.T.T. Nos interesaría saber en qué género literario te sientes más cómodo a la hora de escribir, y si solo te has dedicado hasta ahora a la poesía o tienes también alguna experiencia en otros géneros, como la novela o los cuentos.

I.M. A la hora de expresar mis sentimientos, sin duda, la poesía o incluso textos reflexivos o ensayo. He escrito pequeños cuentos, ficticios de momento, pero no me siento del todo cómodo, ya que, cuando escribo, me gusta hablar sobre mis sentimientos.

G.T.T. Nos gustaría conocer qué tipo de literatura te gusta leer, y cuáles son tus autores y obras preferidas, en cualquier tipo de género.

I.M. Sin duda la poesía es lo que más me gusta leer. Desde los más clásicos como F. García Lorca, M. Benedetti,  Bukowski, por supuesto. Me fascina la poesía de Panero e incluso poesía actual juvenil, algo más revolucionaria, pero no menos intensa. Como buen lector, aprecio una buena novela, cómo no, de Sánchez Dragó. Una de mis obras preferidas, fue, es y será  Los renglones torcidos de dios, de Luca de Tena. Y cómo no, casi lo olvido, adoro leer eddas (poemas escandinavos acerca de la mitología nórdica) y también libros filosóficos y psicológicos, sobre el estudio humano.

G.T.T. Centrándonos ahora en la poesía, ¿hay algún autor o autores con los que identifiques especialmente, o cuya obra te sirva de inspiración y de referente a la horade elaborar tus poemas?

I.M. Evidentemente, siempre sientes cierta predilección por la forma de escribir de otros autores; en mi caso, no podría escoger a uno solo. Me gusta aprender de cada uno de ellos en sus diversas formas literarias. Con respecto a la inspiración para escribir mi obra, me centro, básicamente, en experiencias vividas, sentimientos sufridos y la búsqueda de mi verdadero yo.

G.T.E. Quisiéramos también que nos informaras de cuántas obras llevas escritas y cuántas publicadas hasta la fecha, y si ahora mismo te encuentras en el proceso de creación de alguna nueva.

I.M. Hasta el momento solo tengo una escrita y en proceso de publicar Versos de los bes.o.s., pero estoy empezando mi segunda obra, también poética, aunque de otro calibre, ya que en esta primera me centré en el romanticismo y la siguiente será más mundana, reflexiva, una crítica social y un reclamo a la libertad colectiva e individual.

G.T.T. Cuéntanos acerca de los procesos de elaboración de tus poemas.  ¿Sueles escribirlos en el momento y lugar en que recibes la inspiración, o prefieres realizar una planificación previa, organizando el momento exacto en que vas a sentarte a componerlos y puede que incluso marcándote plazos para finalizarlos.

I.M. Bueno, ambas son certeras. Un poeta, músico o dibujante, no sabe cuándo le va a llegar la inspiración, ni en qué momento. Lo más sencillo es llevar un bolígrafo y un papel las 24 horas encima; para así, en el momento que se encienda esa bombillita que todos tenemos, estar preparados. Una vez hecho el boceto, sí que es cierto que me tomo muy enserio la planificación. Me gusta sentarme en mi escritorio, poner incienso, tomarme una copa de vino o fumarme un puro (degustaciones poco juveniles) y empezar a desarrollar ese poema o idea. Una vez me preguntaron que cuánto tardo en escribir un poema; «24 años», les contesté (que es la edad que tengo ahora). Esta respuesta fue porque todo lo que escribo es un cúmulo de vivencias que voy teniendo a lo largo de la vida y si aún no lo he escrito es porque no estaba preparado.

PORTADA-VERSOS-DE-LOS-BES.O.S.

G.T.T. Hablemos ahora del libro que va a ser publicado en breve por el Grupo Tierra Editorial, Versos de los BES.O.S. ¿Para escribir los poemas te has inspirado en alguna experiencia real, de alguien cercano a ti, o incluso en una vivencia personal? ¿Podrías afirmar que algún poema tiene parte de autobiográfico?

I.M. Por supuesto, afirmo y reafirmo que no uno, sino todos los poemas son completamente autobiográficos. El libro se compone de 3 actos, lo quise separar así porque han sido 3 etapas muy duras de mi vida. El primer acto y en especial el primer poema fue realmente el primer poema que escribí, cuando hablaba antes de “ese sueño”. En el segundo acto, hablo de una búsqueda personal, de libertad, de vivencias e incluso uno, de una experiencia sexual. El tercer acto, y el más complicado para mí, trata sobre una última ruptura, pero que fue la que me llevó a finalizar esta obra y tener el valor de compartirla.

G.T.T. ¿Has recibido ya alguna opinión acerca de los poemas incluidos en Versos de los BES.O.S. por parte de alguna persona cercana a ti que haya tenido ya la oportunidad de leerlos? ¿Cuál es la impresión que te han transmitido una vez finalizada su lectura?

I.M. La primera en leerlo, cómo no, mi madre. Siempre con una objetividad aplastante. Mi padre también ha contribuido gratamente a compartir algunos de mis poemas por Facebook. Algunos de los poemas del tercer acto, escritos en el momento en el que aún permanecía con esa chica, evidentemente, ella leyó cada uno de ellos. En general mi círculo de amigos y familia han leído parte de los poemas que pronto se publicarán.La impresión fue, generalizadamente, gustosa. Algunos incluso me decían: «lo has conseguido, has conseguido cambiar tu dolor por arte».

G.T.T. Explica a los lectores por qué les recomiendas la lectura de Versos de los BES.O.S., qué sensaciones crees que van a experimentar durante ella y cuáles piensas que van a perdurar después de haberla finalizado.

I.M. Versos de los bes.o.s. es un libro que va dirigido a todo tipo de público, no importa la edad o el sexo, pero sí, a los que han vivido. Es una obra en especial para esa gente que ha sufrido por amor, han querido encontrarse a sí mismos y ser libres de todas ataduras, se han vuelto a enamorar y de nuevo, volvieron a sufrir. Siempre digo que la poesía, al igual que una buena canción, se escucha más de una vez; la primera es para familiarizarte con ella, la segunda para atender al mensaje y las demás para entender el mensaje. Con esta obra pasa lo mismo, entender lo que realmente quiero expresar en cada estrofa lleva unas cuantas lecturas. Como autor, me gustaría que sintieran lo mismo que sentí yo al escribirlas y sobretodo que perdure ese afán de no rendirse nunca ante Cupido y siga habiendo amor y libertad.

 

Anuncios

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.