Entrevista a Belén Rojas Guardia por su libro La ineludible irrupción de la memoria (y otros relatos), publicado por Tierra Trivium

FOTO BELEN ROJAS

Belén Rojas nació en Venezuela, en un campamento petrolero, y cuando tenía tres años se trasladó junto a su familia a Caracas, donde transcurrió su infancia y adolescencia hasta ser enviada a un internado de Inglaterra, en el cual estudió durante tres años. A su regreso a Venezuela se licenció en Antropología y trabajó en diversas instituciones culturales y de la comunicación, como museos, cine y televisión cultural.

(Tierra Trivium no es titular de esta imagen)

A finales de los años 80 comenzó una brillante carrera diplomática tras obtener un master en Política Internacional, que la condujo a vivir en Bogotá, Colombia, durante seis años y en San José de Costa Rica durante tres. De vuelta a Venezuela prestó servicios en los departamentos de Cooperación e Integración, en especial con la la Comunidad Andina y el Mercosur, y fue Directora General de Asuntos Culturales. Volvió a salir al servicio exterior como Cónsul General de Venezuela en Barcelona, y cuando regresó a Caracas volvió al servicio interno, donde trabajó en investigación en el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual, en la sección Asia.

Belén cuenta que cuando me retiré de la carrera diplomática se sintió «como quien ha perdido un miembro de su cuerpo. Habían sido veintidós años de una apasionante profesión. Sentía que todavía tenía mucho que aprender. Es lo que nos sucede siempre, porque ignoramos que cuando una puerta se cierra es porque muchas otras se abren».

En la actualidad reside en Barcelona, ciudad en la que viven sus tres hijos y sus cuatro nietos, y ha descubierto una nueva pasión, escribir y diseñar libros. Belén confiesa que «ha sido maravilloso descubrir que, a pesar de la edad, tenemos siempre sorpresas por delante si sabemos apreciarlas».

El año pasado se publicó su primera novela Desnuda eres azul como la noche en Cuba, y Grupo Tierra Trivium ha publicado recientemente su libro de cuentos La ineludible irrupción de la memoria y otros relatos.

GRUPO TIERRA TRIVIUM: Buenas tardes, Belén, y muchas gracias por permitirnos realizarte esta entrevista, que ayudará a que los lectores te conozcan un poco mejor, a ti y también a tu última obra, La ineludible irrupción de la memoria y otros relatos. Para empezar, nos gustaría que nos hablaras de cómo comenzó tu pasión por la literatura, si fuiste una lectora precoz y si también empezaste a escribir a una edad temprana.

BELÉN ROJAS: Si, realmente creo que la literatura me marcó desde muy pequeña, pues tratando de que me aceptaran en el mismo grado de mi hermanita mayor aprendí a leer a los tres años. De pequeña fui una niña introvertida y a veces solitaria (a pesar de tener cinco hermanos), pues me encerraba en el garaje de mi casa a leer los comics dominicales de los periódicos y luego en la adolescencia pasaba horas encerrada en las bibliotecas de amigas, de mi abuelo poeta o de un tío. No sé si era una forma de evasión, pero hice mi pequeño mundo en torno a los libros. La lectura me ha acompañado toda la vida. He leído de manera un poco anárquica de todo: novelas, teatro, biografías, historia, aventuras, cuentos, ensayos y, quizás un poco más tarde pero con mucho placer, poesía. Antes solo disfrutaba del contenido de los libros, ahora también disfruto de la forma: las portadas, ilustraciones… hasta los olores del papel.

GTT: Sabemos que has tenido una vida muy rica y apasionante, y que has residido en diferentes países americanos y europeos, gracias, primero, a la profesión de tu padre y, posteriormente, a tu carrera como diplomática. ¿Hasta qué punto piensas que esta amplia experiencia vital y cultural te ha ayudado a la hora de escribir tus relatos y tu anterior novela, Desnuda eres azul como la noche en Cuba?

B.R: Sin duda, uno no puede prescindir de sus experiencias al escribir, es imposible no trasmitir nuestra manera de ver la vida, nuestros valores y opiniones cuando escribimos. Esa novel,a Desnuda eres azul como la noche en Cuba, ha sido para mi una forma de expresar mis inquietudes políticas en un mundo donde nos imponen que militemos disciplinadamente en una de las dos vertientes ideológicas con las que pretenden «falazmente» dividirnos: izquierda o derecha, socialismo o capitalismo. Como lo dice la protagonista de la novela, ella se ubica donde se lo dicta su conciencia, donde la libertad está al lado de la igualdad. Es decir, se puede ser antiimperialista y a la vez estar contra la dictadura de Cuba o la de Venezuela.

GTT: Nos gustaría que nos hablaras de cómo crees que te han influido las diversas sociedades y culturas en las que has vivido, como persona en primer lugar, y también como creadora y escritora.

B.R: En todos los sitios donde he vivido la venezolanidad permanece intacta, ni siquiera cambia mi manera de hablar. Sin embargo he sido muy feliz y he aprendido a amar, en la distancia, cada sitio donde me tocó vivir por varios años; quizás una de mis mejores experiencias de adaptación y admiración fue Colombia, un gran país con gente acogedora y muy culta. Ese recuerdo ha permanecido conmigo, pues tuve la oportunidad de conocer el país en casi toda su extensión y tengo gran admiración por su capacidad de trabajo, por su invectiva y, sobre todo, su capacidad de recuperación. Viajé por zonas agrícolas,  zonas arqueológicas, zonas guerrilleras, zonas coloniales. Realmente la variedad cultural de Colombia es algo sorprendente. Otro sitio donde he sido muy feliz es Barcelona, donde vivo hoy. A veces, cuando camino por el Paseo San Juan al atardecer me dan ganas de llorar de la belleza de la ciudad. También he disfrutado del Montseny y de la limpidez de los campos del Ampurdá o de ciudades como La Seu de Urgell o de Sort en los Pirineos. Hay tantos sitios en Catalunya que me estremecen, que me maravillan, que se me haría largo enumerarlos.

Si me voy más atrás en mi temprana adolescencia recuerdo que estuve interna en un colegio en Inglaterra que tenía una biblioteca gigante en la cual me pasaba días enteros sin salir, sobre todo en invierno. Desde allí me hice fan de la literatura inglesa. En especial por ese don de sumergirse en la naturaleza: marismas, colinas, pantanos, valles y farallones. Esa necesidad de describirla detalladamente. Sumado a eso, la permanente crítica social de escritores como Dickens, Lewis Carroll, George Bernard Shaw, Orwell. Actualmente estoy fascinada con Kazuo Ishiguro, un japonés con corazón inglés.

GTT: ¿Cómo surgió el proyecto de tu novela Desnuda eres azul como la noche en Cuba? ¿Recuerdas si recibiste la inspiración a raíz de algún suceso o hecho concreto? ¿Tardaste mucho tiempo en darle forma y escribirla?

B.R: En ese entonces yo era investigadora del Instituto de Altos Estudios Diplomáticos Pedro Gual y, mi pareja, un escritor de origen cubano. Yo le ofrecí hacer una investigación sobre el caso del fusilamiento de Arnaldo Ochoa y que él escribiera el libro, pero terminé escribiéndolo yo. Además, como la escritura unas veces toma su propio camino independientemente de lo que te has propuesto, de ser, al inicio, una novela histórica y política, se convirtió en una novela de amor. Pasé tres años investigando y leyendo todo lo que ocurrió en torno al juicio y fusilamiento de Arnaldo Ochoa, además investigué todos los sucesos de ese período de 1989 cuando se desintegró la URSS, acontecieron los sucesos de Tianamenn y surgió la nueva China, cuando el narcotráfico se adueñó en América Latina. También leí mucho sobre los movimientos insurreccionales en América Latina en los años sesenta y me entrevisté con guerrilleros de esa época. En fin, tuve que cortar mucho material de investigación para no fastidiar al lector. Aunque un amigo me dijo que en la novela primaba la académica, yo no lo creo, más bien me quedé corta.

Portada-y-contra

GTT: Nos interesaría saber si dejaste pasar mucho tiempo desde que pusiste el punto final a tu novela hasta que comenzaste el libro de relatos que Tierra Trivium recién ha publicado. ¿Sentiste al terminarla alguna especie de vacío que necesitaste llenar con una nueva creación? ¿O, por el contrario, tuviste la necesidad de esperar un tiempo prudencial para que las sensaciones y emociones se aposentaran y dejaran paso a un estado mental y anímico apto para emprender un nuevo proyecto literario?

B.R: El libro de cuentos en realidad es una recopilación de viejos relatos que escribí mucho antes de la novela. Un día me puse a seleccionar algunos y se lo envié a la editorial. Fue una grata sorpresa cuando recibí su notificación de publicación. En este momento estoy escribiendo una nueva novela, totalmente diferente a la anterior, aunque sí ligada a los cuentos. Me he planteado un estilo nuevo: una novela donde desde acá, desde Catalunya, rememoro la casa de mi infancia y juventud. Una novela que viene a ser un collage literario, pues todas mis hermanas y algunas amigas están contribuyendo con sus escritos o voces a darle vida a esa casa que se llamó Quinta Coromotana en honor a la virgen de Coromoto, patrona de Venezuela. Con todo ese material me propongo entresacar, entre las pequeñas y simples anécdotas de la vida de unos seres ordinarios que habitaron o se relacionaron con una modesta casa, allá durante la segunda mitad del siglo pasado, allá al norte de la América del sur; aquello que nos deleita, nos conmueve, alegra y endulza nuestra vida. Espero terminarla este año.

GTT: Ahora que dispones de la experiencia suficiente para contestar a esta pregunta ¿te has planteado si te sientes más cómoda escribiendo novela, o bien escribiendo relatos? ¿O en realidad no percibes una diferencia importante en la creación de ambos géneros y te has sentido igualmente a gusto mientras componías ambas obras?

B.T: En realidad son géneros diferentes, y ambos muy apasionantes. El cuento siempre lleva menos tiempo y por supuesto que casi ninguna investigación, en mi caso. A veces comienzo con una frase y él va tomando forma solo. Eso me sucedió con un cuento llamado «La mujer maravilla», que hice para un concurso de cuentos de navidad y escribí la primera frase sin saber a dónde iba, pero él mismo tomó su camino. Parece cosa de magia ¿no? En fin, la novela siempre toma mucho más tiempo y permite que te explayes más. Que te ayudes con explicaciones y  descripciones a veces minuciosas. El cuento te pide ser conciso, en pocas palabras decir mucho. Como estoy enfrascada en la novela y disfrutándola con todas mis emociones a flor de piel, en este momento no puedo ser objetiva y decirte qué prefiero entre el cuento y la novela.

GTT: ¿Tienes algún plan preestablecido que te ayude a organizarte cuando decides comenzar un proyecto literario? ¿Te gusta documentarte y reunir información previa, o escribes de una forma más intuitiva y basándote en tu propias vivencias y en tu imaginación?

B.R:  En el caso de la novela «Desnuda…» hice un esquema de cada capítulo y trabajé cada personaje en todos sus detalles: edad, experiencia, aspecto físico, personalidad; incluso hasta el signo astrológico. Leí, tanto en la Biblioteca Nacional de Venezuela como en la Nacional de Catalunya, todo lo que se ha publicado sobre el tema; vi los vídeos del juicio y además entrevisté a algunas personas que estuvieron vinculados a la época y conocieron a Ochoa. Me metí en la prensa de esos meses para saber lo que ocurría en la vida cotidiana de ese período de 1988-1989. También tuve que trabajar los modismos lingüísticos tanto de argentinos como de cubanos. La música, cine y lecturas de la época.

GTT: A la hora de elaborar los 12 relatos que componen el libro, ¿te has basado, en todo o en parte, en experiencias propias o de personas cercanas o conocidas? ¿O todas las tramas y personajes han surgido de tu imaginación?

B.R: Todos estos relatos tienen que ver con mi vida: con pérdidas, con recuerdos, con amores, con experiencias. Pero en todos hay también una dosis de ficción. En algunos lo que he hecho es combinar distintas anécdotas de mi vida o la de mis hermanas. Solo el primer cuento es totalmente cierto. En los otros la imaginación juega su parte. Creo necesario decir que el espíritu de esos cuentos, al menos el estilo, estará presente en mi próxima novela. Ya quiero que prevalezcan los sentimiento, las vivencias por encima de la política.

GTT: Nos gustaría saber cuál es la impresión que has recibido hasta el momento por parte de tus lectores; si la opinión generalizada ha sido positiva y, en caso de haber recibido alguna crítica negativa, si ha sido constructiva y destinada a ayudarte a mejorar en el futuro.

B.R: Bueno, mis lectores han sido muy benévolos. Sin embargo como dije anteriormente, un amigo, gran escritor, me hizo una buena crítica diciéndome que debía dejar de lado la fuerte tendencia de ser investigadora sobre escritora; es decir, abrir más el corazón, dejar atrás esa racionalidad o frialdad que nos exige la diplomacia. Tiene razón.

FOTO BELEN.jpg

GTT: Quisiéramos que informaras a nuestros lectores sobre el proceso de promoción del libro. Si dispones ya de las fechas y lugares de presentación, en qué Ferias del Libro podemos encontrarte firmándolo, si tienes concertada alguna entrevista de radio o prensa…

B.R: Eso lo maneja con gran maestría Nona Escofet del grupo Tierra Trivium.

*Nota del editor: De momento, y a la espera de confirmar nuevas fechas, Belén estará firmando en Sant Jordi, en Barcelona, el 23 de abril, en la caseta nº 136, a la altura de la Rambla con Joaquim Xirau. El 9 de mayo presentará su libro a las 19h en la Asociación Cultural La Bibliomusicineteca, en el Carrer de Vila i Vilà, 76, 08004 Barcelona, y también podremos encontrarla firmando en la Feria del Libro de Tres Cantos, Madrid, los días 12 y 13 de mayo, en la cual participará el día 12 a las 11:30h una charla sobre las dificultades de los escritores noveles a la hora de incorporarse al mundo editorial.

GTT: Para finalizar esta agradable entrevista, nos gustaría que animaras a nuestros lectores y amigos a leer La ineludible irrupción de la memoria y otros relatos; explícanos en breves palabras tres razones por las cuales deberían hacerse con él lo antes posible y no dejarlo escapar…

B.R: Para los posibles lectores: Vivimos en un mundo que todavía no hemos logrado entender y no sabemos con certeza hacia dónde va. Un incierto mundo. Un mundo donde las malas noticias pretenden tapar su hermosura, donde la verdad y la mentira juegan a la confusión. Entonces, ¿cómo no ofrecerle a este mundo, del que yo me voy alejando, un regalo? Doce relatos que los deleiten, los conmuevan, los sorprendan y los hagan reír…   

 

 

Anuncios

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.