Entrevista a Noemí Pes, autora de Valentina y los oficios olvidados, publicado por el Grupo Tierra Trivium

valentina actividadHoy charlamos con Noemí Pes, una joven autora barcelonesa que está alcanzando un gran éxito de ventas con su libro de literatura infantil Valentina y los oficios olvidados, Valentina i els oficis oblidats en su versión catalana, ambos publicados por el Grupo Tierra Trivium y disponibles a través de la librería de nuestra página web. Noemí se encuentra inmersa en plena promoción de su libro, así que aprovecharemos esta oportunidad para preguntarle al respecto, ya que el fin de semana pasado participó en el festival Món Llibre, la feria del libro infantil y juvenil de Barcelona, con una actividad que convocó a gran número de niños, como podemos observar en las fotografías que ilustran la entrevista.

GRUPO TIERRA TRIVIUM: Buenas tardes, Noemí, antes de nada nos gustaría felicitarte por tu extraordinario trabajo y la buena acogida que está teniendo tu libro Valentina y los oficios olvidados entre el público infantil. Muchos niños nos preguntan por ti y están deseando conocerte en persona; mientras tanto, nos han pedido que te realicemos esta entrevista para poder saber un poco más sobre ti y sobre Valentina. En primer lugar nos interesaría que nos hablaras sobre ti, sobre qué tipo de literatura te gustaba leer cuando tenías la edad de los lectores de Valentina, y si ya en aquellos años había hecho tus primeros pinitos como escritora.

NOEMÍ PES: Me enamoré de la lectura hace tanto que ya ni me acuerdo. Creo que incluso en aquellos cuadernos infumables donde aprendíamos a leer con sílabas me parecía fascinante que una eme y una a hicieran «ma» y si a ello añadíamos otra «ma» estuviera leyendo mamá. Fue como magia para mí. Después vinieron las primeras lecturas que recuerdo, de la mano de Enid Blyton, y años más tarde los mundo mágicos de Ende, Dahl o Tolkien. A partir de ahí ya no pude parar; a diferencia de la mayoría mis compañeros de clase, adoraba practicamente todas las lecturas obligatorias. Desde El Quijote al Romancero Gitano, si me hubieran pedido que leyera más lo hubiera hecho, y me convertí en lectora voraz. La escritura vino de la mano, yo quería hacer lo mismo que aquellos autores que tantas satisfacciones me ofrecían. Mi madre me contaba que guarda todavía un cuento que escribí con seis años. Así que sí, desde muy pequeña me gustaba la idea de convertirme en escritora.

GTT: Nos preguntan tus lectores si te gustaba ir al colegio, cómo se llamaba tu escuela y cuáles era tu asignatura favorita y la que menos te agradaba.

NP: Me encantaba ir a la escuela y aprender de todo, me atraían las ciencias naturales y la historia, me gustaban las matemáticas, que eran como un soplo de aire fresco comparado con el resto de asignaturas más teóricas, era mi momento eureka, cuando conseguía entender una fórmula, un teorema… y, por supuesto, me encantaban la lengua y la literatura. No fui nunca una alumna de diez porque junto a ese hambre voraz por aprender también tenía cierta tendencia a la pereza y a dejar las cosas para último momento.

GTT: Nos gustaría saber qué tipo de literatura te gusta leer en la actualidad, y cuáles son tus autores y obras preferidas, en cualquier tipo de género.

NP: Avergonzada, tengo que confesar que la maternidad me ha sumido en una etapa de cierta sequía lectora (a excepción de mucha literatura infantil). Aun así, soy una fan incondicional de los autores rusos, mis dioses litararios son Borges y Cortázar, adoro a Jane Austen y leería mil veces a Dickens y a Shakespeare. Si tuviera que escoger a algún autor para reencararme escogería a Ana Maria Matute o a Haruki Murakami, así conseguiría meterme en su fabulosa mente donde la fantasía no tiene edad. Tengo todos los libros de Auster, la mayoría de Zadie Smith y alguno de Amelie Nothomb. Y todavía estoy decidiendo si amo u odio a Houllebecq. Me cuesta parar porque me dejo tantos y tan grandes autores que me da vergüenza. Pero, resumido, estos son mis vecinos de estantería.

valentina 2

GTT: Centrándonos ya en Valentina, ¿recuerdas cuál su origen, en qué momento primero recibiste la inspiración? ¿Eres consciente de la clave o la pista que te dio la idea para crearla?

NP: Pues, aunque cueste creerlo, me parece recordar que fue un anuncio de tejanos… no estoy del todo segura cómo era pero creo que se veía un chico vestido de leñador a punto de romper por la mitad un corazón. Estuve dándole vueltas a la idea del corazón roto, de cómo podía recomponerse… De ahí salió la idea de coserlo, y a partir de ahí fueron surgiendo los personajes: Lola, la modista, y su hija Valentina, y los oficios, y Memorandia.

GTT: Te hemos escuchado contar alguna vez que el proceso de escritura de Valentina y los oficios olvidados se prolongó durante casi diez años. ¿El motivo fue que no pudiste centrarte en ella durante algunos periodos largos de tiempo, o puedes explicarnos alguna otra razón relacionada directamente con la estructura o la temática del libro?

NP: Básicamente, el motivo de alargarme tanto ha tenido que ver con mis circunstancias personales. Justo cuando empezaba a escribirla, me tomé un año sabático para viajar alrededor del mundo; durante el viaje fui construyendo gran parte de los personajes y algunos detalles que aparecen en la novela, pero a la vuelta emprendí mis proyectos editoriales y mi vocación de escritora quedo relegada a un segundo plano, y la llegada de mis dos hijos me hizo posponer el terminarla durante unos años más.

GTT: A la hora de construir los personajes y la trama del libro, ¿te has inspirado en personas reales y en algún hecho o acontecimiento del pasado del que hayas tenido conocimiento? ¿Puedes confesarnos si sientes predilección por alguno de los personajes en concreto, y cuál sería el motivo de dicha preferencia?

NP: Algunos personajes sí que están inspirados en personas reales, ya sea físicamente o a un nivel más psicológico. La misma Valentina tiene mucho de mi yo infantil, su miedo atroz a las agujas y la anécdota de pedir a su madre un dedal para cada dedo para coser es básicamente un recuerdo personal. Mi personaje favorito pasa algo desapercibido, pero me parece tan adorable que creo que inconscientemente lo he convertido en clave en muchos momentos de la novela. Se trata de Diego Dedal. Nadie parece prestarle mucha atención porque es un niño y a menudo lo hacen callar, pero su forma de ver el mundo permite a Valentina y al resto de los objetos de la caja de los hilos, más adultos, avanzar en la historia.

GTT: Sabemos que tienes dos niños. ¿Has recurrido a ellos en algún momento mientras escribías el libro? ¿Les has preguntado su opinión sobre algún tema o personaje concreto? ¿Les has aceptado alguna sugerencia o aportación que te hayan hecho, aun sin ni siquiera habérsela pedido? ¿O, por el contrario, has preferido mantenerlos al margen de tu trabajo en Valentina?

Siguiendo con tus hijos, nos gustaría saber si han tenido ya la oportunidad de leer o de que tú les leas el libro completo; en caso afirmativo, ¿nos podrías decir cuál ha sido su crítica sobre él, y si te han realizado alguna observación para que, por ejemplo, modifiques, añadas o elimines algo que no les haya terminado de convencer?

NP: Pues lo cierto es que en el proceso de escritura no pude contar con ellos, eran todavía muy pequeños; tal vez lo hubiera hecho porque, como en el caso de Diego Dedal, aprendo cada día de su forma natural de ver las cosas, sin condicionantes. Sí que he abusado de ellos, y han sido los primeros lectores de la novela, y para satisfacción mía les ha gustado y eso que especialmente Victòria, la mayor, es una crítica muy severa.

IMG_7226

GTT: Los niños están interesados en saber cómo se va a desarrollar la vida de Valentina durante 2018. Es decir, qué actividades de promoción tienes ya programadas, cuáles otras te gustaría llevar a cabo, y qué papel activo tienen los niños en ellas. Sabemos que hace pocos días, el sábado 14 de abril y el domingo 15 has participado con el Grupo Tierra Trivium en el festival Món Llibre de Barcelona, con un gran éxito de público y participación. Para animar a otros niños y a sus padres a asistir a las futuras presentaciones de Valentina, ¿puedes explicarnos en qué consiste la actividad que llevaste a cabo?

NP: He preparado una actividad para ser disfrutada en familia. Se trata del Trivial de los oficios olvidados. Un juego que se nutre de un tema que puede resultar atractivo para los que se acercan a conocer la historia. Siempre he dicho que el libro no pretende en ningún caso ser un catálogo o un manual de los oficios tradicionales, son parte de la historia y se explica muy tangencialmente a qué se dedicaban los herreros, los vidrieros o los maestros relojeros. Pero sí que puede ser la semilla para que los niños se interesen por el tema. Por eso consideré que la presentación del libro podía ser una buena oportunidad para ahondar en el tema jugando. El objetivo es responder preguntas sobre esos oficios y conseguir telas de distintos colores para, como Valentina, poder construir un globo de Arcoiris para volar hasta Memorandia. Así que además de un juego también incluye una parte de taller de manualidades. Esta actividad se ha desarrollado como dices en Món Llibre y en los próximos meses en librerías, bibliotecas, escuelas y centros culturales, para acercar la novela al mayor número de familias.

GTT: ¿Qué tipo de actividades o juegos te gusta realizar durante las presentaciones de tus libros? ¿Fomentas la interacción con los niños asistentes? ¿Intentas conseguir que sean los mismos niños quienes decidan si van a adquirir tu libro, en vez de dejar la decisión en sus padres?

NP: Soy mala vendedora. Mis presentaciones obviamente están enfocadas a despertar interés por la novela, pero sobre todo es una oportunidad para acercarme a los niños y pasar un buen rato con ellos con la excusa de la historia de Valentina. Me gustaría que fueran los niños quienes decidieran la compra porque es para ellos que escribí, pero tampoco me parece mal que los padres también puedan interesarse por ella.

IMG_7225

GTT: Todos los lectores de Valentina y los oficios olvidados, sin excepción, están impacientes por leer su continuación, e insisten en saber cuándo podrán cumplir este deseo. ¿Podemos darles ya una pista o fecha aproximada de publicación?

NP: Pues estoy trabajando en la historia y espero no tardar tanto tiempo como en el primer libro. La buena noticia es que ya tengo pensados gran parte de la estructura de la novela y la mitad aproximada de los personajes también están construidos, pero eso es un 20% del trabajo. Espero que cuando baje un poco el ritmo de promoción de Valentina y los oficios Olvidados me pueda poner a ello. Es lo que pasa por dejar finales abiertos…

GTT: Por último, y para dar por finalizada la entrevista, nos gustaría que nos contases qué te ha aportado la escritura de Valentina, qué has aprendido de ella y del resto de personajes.

NP: Que puedes encontrar amigos donde menos te lo esperas. Que crecer significa arriesgarse, que un corazón roto puede causar dolor no solo al que lo tiene herido sino a los que le rodean, y que, pese a ello, perdonar puede ser el único camino para no seguir cometiendo los mismo errores.

Muchas gracias, Noemí, por tu tiempo y por compartir con los amigos del Grupo Tierra Trivium los entresijos de Valentina y los oficios olvidados y ayudarles a que te conozcan un poco más, a ti y a los personajes del libro. No queremos olvidarnos de mencionar a la estupenda ilustradora Alejandra Nores, autora de las preciosas ilustraciones que acompañan las historias de Valentina y sus amigos, una de las cuales ilustra esta entrevista. Deseamos mucha suerte a ambas y que sigan cosechando éxitos con esta joya de literatura infantil que entre las dos han creado.

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.