Manuel Trigo visita La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista Manuel Trigo en La Buhardilla de Tierra Trivium

 

Esta semana nos adentramos en la fantasía y la ciencia ficción de la mano del polifacético Manuel Trigo Nogales (Madrid, 1969) autor de las novelas La esfera negra, Cronos y Vera Lux, además de ser cofundador de El Globo Sonda, participar en concursos de televisión, en series y cortometrajes tanto como actor como director. Es un honor que haya sacado un hueco en su ocupada agenda para visitar la Buhardilla de Tierra Trivium.

Podéis conocer su faceta literaria en su web Manuel Trigo, otras facetas en Manuel Trigo y otras artes, en Facebook Manuel Trigo y en Instagram su faceta como fotógrafo (@manueltrigo_foto) o su faceta como actor (@manueltrigo_cine).

-Ignacio J. Dufour García: Bienvenido a La Buhardilla de Tierra Trivium. Tu estilo literario es muy característico, ¿qué te lleva a escribir de esta manera?

    -MTN: ¿Característico? Eso sí que es una sorpresa. No sabía que mis escritos llevasen esa seña de identidad. Es todo un halago. Creo que es mi forma natural de expresarme cuando hablo, pero llevada al registro de lo escrito, con esos vocablos más inapropiados en un bar que en una página de papel y esas expresiones y juegos de palabras que quizás más de un lector necesite leer dos veces para descubrir la extensión de su significado, de su trasfondo, de su doble sentido. Cuando hablo con mis amigos también me pasa, que mi retorcido sentido del humor me lleva muchas veces a decir chorradas que luego tengo que explicar. En ocasiones me doy miedo, jejeje.

-IJDG: Tus relatos se mueven entre la fantasía y la ciencia ficción ¿Tienes alguna preferencia por alguno de estos géneros?

-MTN: Cierto, Muchos de mis escritos se mueven en esos mundos, pero sin llegar a las fantasías de magos, elfos y hadas, sino que se quedan en algún personaje «distinto» dentro de un mundo como este que conocemos. Cuando viran a la ciencia ficción, tampoco suelo irme a guerras galácticas ni robots asesinos, más bien, algún vaticinio tecnológico (como el de las fábricas de carne sin necesidad de animales, que ya es realidad) o catástrofes climáticas o geológicas. Quizás Cronos sea la pequeña novela que más encuadre en la ciencia ficción dura, pues sí hay una nave espacial decadente.

-IJDG: Está dicotomía se aprecia claramente entre tu novela La esfera negra y los pocos capítulos que se han publicado de Cronos en la revista THELunes. ¿Que nos puedes contar de la experiencia de participar en THELunes?

-MTN: Sí, Esa primera novela tiene tintes de ciencia ficción y de fantasía, pero tal como decía, dentro de un mundo real y cotidiano. THELunes fue una experiencia maravillosa. Su director y creador, Daniel Cano, me dijo que la idea había nacido tras charlar conmigo y expresarle la dificultad para publicar una novela. Le dije que una de las formas de darse a conocer, de crearse currículo, era participar en concursos de relatos y obtener algún premio. Y eso hacíamos. Nos conocimos en aquella recepción de nuestros respectivos galardones. Cuando llevó a la realidad la idea, fue un periódico cultural donde se publicaban relatos, ilustraciones, fotografías, narraciones de viajes, poesía… Y algo que dijo que no se hacía mucho, publicaciones de novelas cortas entregadas por fascículos. Para eso me pidió la novela Cronos y que por favor, se la «regalase», pues estaban empezando y partían de cero. Por supuesto que accedí, pues el regalo me lo estaba haciendo él a mí al publicar mi novela.

-IJDG: El abrupto final de THELunes provocó que se publicase una pequeña parte de Cronos, como comentaba en mi anterior pregunta ¿Te has planteado publicar la novela completa?

-MTN: Sí, muy abrupto. Nació justo cuando comenzó la crisis del 2008 y desapareció tras pocos números, tal como sucedió con otras muchas publicaciones. Mi novela se quedó a medio entregar, pero yo ya había disfrutado del honor de verla en papel. Respecto a lanzarla en formato libro lo veo complicado, pues tiene unas 60 páginas y creo que eso no vendería mucho como novela. Dudo que la quisiese alguna editorial.

-IJDG: Otra de tus novelas es La esfera negra, de la que es muy difícil explicar nada sin desvelar parte del argumento. En ella mezclas realidad y fantasía de forma tal que casan de maravilla. ¿Como se te ocurrió esta historia?

-MTN: Uf, la Esfera negra nació en una época de instituto Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Triviumcomo una idea de mini historia que iba a ser compañera de otras historias dentro de un libro del que ya tenía hasta título: De dioses, reyes y héroes, de tinte épico, tal como se deduce por ese título. Cuando me decidí a escribir el libro empecé por ese capítulo, pero cuando me dedicaba a organizar en mi mente cada detalle que quería que estuviese presente, descubrí que tenía suficiente entidad propia y era meritorio de convertirse en novela por sí misma. La idea original sí era más épica, pero al hacer un trabajo serio, dejé la parte épica para unos cuentos que narra uno de los personajes.

-IJDG: Con La esfera negra estuviste en La Feria del Libro de Madrid ¿Que te pareció conocer la feria desde el punto de vista del autor?

-MTN: Una experiencia inolvidable, una meta alcanzada por la que jamás me había planteado luchar. Me lo ofrecieron por sorpresa. O me lo esperaba.

-IJDG: Una de tus últimas incursiones en el mundo literario fue con tu relato en la antología solidaria Semillas de bosque, en el que una entidad se cansa de la humanidad y del maltrato al que la tienen sometida ¿Que nos puedes contar de esa experiencia?

-MTN: Bueno, esa ambigua entidad no es más que la respuesta de un planeta que nos estamos cargando, una queja, unos estertores de muerte, algo que no queremos ver, qué si, que todos vemos el cambio climático, pero creemos que tan sólo es pasar un poco más de calor en verano y ya está. No estamos capacitados para entender la gravedad del asunto ni para aceptar que posiblemente hayamos cruzado ya muchos puntos sin retorno. Contarlo en un relato tan breve fue difícil, pero un buen reto. Me encantó que se me ofreciese participar en esa publicación y también fue muy divertido hablar al público el día de la presentación y dirigirme a los asistentes diciéndoles que estaban todos muertos, jajajaja. (Vídeo de la presentación)

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium
Manuel Trigo y José Castejón, Concejal de Cultura de Leganés en la presentación de La esfera negra en el FNAC de Leganés en 2009.

-IJDG: En la mayor parte de tus relatos aparecen entidades extracorpóreas ¿Cómo consigues que a los lectores nos parezca lo más normal del mundo?

-MTN: Ah, ¿pero no es normal?, jajajaja. No creo en ningún ser paranormal, metafísico o sobrenatural, por lo que me facilita crearlos con la impunidad que otorga saber que no ofendes a ninguno de ellos. Supongo que si aparece un ser fantástico entre gente normal y éstos no se asombran, como sucede en el realismo fantástico, pues puede parecer chirriante. Entonces lo que hago es que le chirríe a los otros personajes, de modo que el lector se solidarice con ellos en una especie de «normal, yo también me habría asustado». En el comienzo de la novela gótica, los seres extraordinarios aparecían y aterraban, pero no había necesidad de explicar su existencia. Al final de ese periodo el escritor justifica su razón de ser. En La esfera negra sí despejo dudas sobre el personaje principal, aunque he de reconocer que tengo algún relato, creo que uno, donde aparece una personajilla que bien podría ser un hada vengativa o una diosa sin que se aclare el origen de sus poderes.

-IJDG: Antes de pasar a tu faceta más audiovisual, no puedo dejar de preguntar por El Globo Sonda, ¿Que nos puedes contar del proyecto literario que se formó alrededor de El Globo Sonda?

-MTN: El globo sonda se podría definir como Carlos Candel, Carlos Lapeña y alrededores. Muchos son los que han estado y dejado de estar, pero ellos dos siguen ahí siempre, al pie del cañón cultural de Parla. Yo estuve casi tan activo como ellos en el momento de su creación, pero tengo tantas aficiones que cada vez he estado más despegado.

-IJDG: Empezaste en el mundo audiovisual participando en concursos de la televisión ¿Tienes alguna anécdota al respecto?

-MTN: Que me divertí mucho y me llevé algo de dinero en dos de los tres concursos en los que participé, pero en Televisión Española ya había salido desde pequeño. Una vez, incluso como crítico literario hablando de «Dóneval» en el programa Robinson.

-IJDG: También has actuado en algunas series de televisión ¿Qué tal fue la experiencia?

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium-MTN: Eso fue una técnica de espionaje. Participé como figurante en alguna serie de televisión y película de cine para aprender cómo son los rodajes con mucho dinero detrás e intentar reorientar ideas para hacer mis propios proyectos con cero dinero ni detrás ni a los lados.

-IJDG: Siguiendo en el mundo audiovisual, además de actuar has dirigido algunos cortos, ¿Que te gusta más: escribir un texto, interpretarlo o dirigirlo?

-MTN: Me caso con las tres novias. ¿No se puede?

-IJDG: Y como aún te quedaba algo de tiempo libre, también eres fotógrafo. ¿Cómo puedes compaginar todas estas facetas tuyas?

-MTN: Fui fotógrafo creativo de chaval, cuando una buena imagen había que sacarla directamente en la cámara, muuuuuucho antes de que, ahora, cualquiera obtenga resultados mucho mejores con un retoque fotográfico por ordenador. Me cansé de que, al enseñar fotos a amigos, se parasen a ver fotos con caras y comentar si salieron guapos o feos y pasasen rápidamente las fotos que me habían costado un cuarto de hora hacer. Poco a poco fui abandonando las réflex y me pasé a las compactas y luego a los móviles, es decir, olvidé la creatividad y me quedé con la foto de recuerdo. Recientemente compré unos cuerpos de Canon 6D, que van muy bien para vídeo, con el objetivo (valga la palabra) de crear mis cortometrajes; y me he vuelto a animar a sacar fotos que me gustan. Aunque las que publico en Instagram son sólo retratos, casi todos ellos de actores y actrices de mi entorno. ¿Puedo hacer publicidad? @manueltrigo_foto para los retratos que yo hago y @manueltrigo_cine para mostrar mis perfiles y logros como actor.

-IJDG: Para ir finalizando está entretenida entrevista, ¿Cuáles son tus referentes artísticos?

-MTN: Creo que no es bueno tener un referente, pues se corre el riesgo de caer en la comodidad de copiar, sino tomar un poco de aquí, un poco de allá… Y no sólo de artistas famosos, sino de tus conocidos y desconocidos. Luego hay que meter todo en la batidora y dejar a la imaginación que cree algo nuevo con esas piezas usadas.

-IJDG: Volviendo al mundo literario ¿Qué te hizo empezar a escribir?

-MTN: La necesidad de contar algo que crees que mola, como cuando sales a la calle a contar ese chiste nuevo.

-IJDG: Novela, relato, microrrelato, cuento… ¿Alguna preferencia?

-MTN: No. Cada tamaño tiene sus ventajas y desventajas. Una buena historia da pena cuando se termina, por lo que debe ser larga para poder disfrutar de ella durante mucho tiempo, pero, por el contrario, asusta comenzar a leer algo grande sin saber si nos va a gustar y además, asusta el precio, tanto a los lectores, como a los editores. Un relato muy breve es todo magro, frescura, pero no da tiempo a introducirte en la historia y vivir la vida y sentimientos de los personajes. Si tienes poco tiempo para leer, puede que prefieras leer un relato y desconectar hasta la próxima oportunidad de lectura, pero puedes hacer igual con una novela, leer un capítulo y esperar a siguiente oportunidad, igual que cuando vemos una serie de televisión y esperamos una semana por cada capítulo y medio año entre temporadas.

Imagen propiedad de Manuel Trigo Nogales cedida a Tierra Trivium-IJDG: ¿Y algún género en concreto?

-MTN: Sí, el que yo escribo, jajajaja.

-IJDG: ¿Cómo decides que una idea puede ser una novela o un cuento, o un proyecto audiovisual?

-MTN: La propia idea define en un principio el formato final. Hay ideas que son para ver y otras para leer. Luego la extensión… normalmente todo va a más, sea texto o imagen.

IJDG: Por último, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos literarios o artísticos?

-MTN: Pues el futuro próximo lleva mucho tiempo siendo Vera Lux. Por fin terminé de depurar algunas cosillas en la última reescritura y ya la tengo madura para llevar a papel. Ahora toca mostrarla a editores a ver si a ellos les gusta tanto como a mí. En lo audiovisual, tengo un corto, Fondo, que está terminando de editarse el vídeo. Luego, tocará moverlo por alguna muestra.

Muchas gracias Manuel por este delicioso rato en el que nos hemos adentrado un poco en tu universo artístico. Deseo que hayas disfrutado de esta conversación tanto como nosotros y ya tenemos ganas de disfrutar de tu próxima visita a La Buhardilla de Tierra Trivium, ya que está se nos ha hecho muy corta.

La próxima semana visitará La Buhardilla de Tierra Trivium Pilu del Rio.

Para ser los primeros en conocer las novedades del Grupo Tierra Trivium os podéis unir al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium y además los suscriptores del Grupo Tierra Trivium tenéis interesantes descuentos en la Librería Tierra.

Written by Ignacio J. Dufour García

Madrid, 1984. Ingeniero Industrial por la Universidad Carlos III de Madrid. En 1998 obtiene un premio especial en el concurso literario de la Asociación Cultural El Molino, de Alpedrete, con el relato «Max y el país del centro de la Tierra». Entre octubre de 2007 y diciembre de 2007, realiza un curso de escritura creativa con Domenico Chiappe en la Universidad Carlos III de Madrid. Entre 2010 y 2013, colabora en la organización de las semanas del Día del Libro de la Universidad Carlos III de Madrid. En 2013 publica varias reseñas en la revista ORSAI. En enero de 2014 colabora en la revista digital i3 de la Universidad Carlos III de Madrid con un artículo sobre su experiencia en los clubes de lectura. En febrero de 2014 participa en la antología El enemigo interior, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «¿Y quien es él?» En abril de 2014 participa en la antología El doctor Trelawney, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «Un día de playa». En 2015 participa en el concurso de relatos Ojos de cuentista azul, de la editorial Playa de Ákaba, con el relato «El despertar». En 2016 participa en las antologías Generación Subway (IV, V, VI y HUB); Refugiados; Ángel de nieve; Ulises en la isla de Wight; Crímenes callejeros; No me silencies, Escúchame; El oasis de los miedos; Personajes de novela; Cuentos de Navidad II y Semillas de Bosque, de la editorial Playa de Ákaba. Además, participa en la revista «Esencias de Ákaba» y en el libro de entrevistas Hablar de libros es bueno, de la editorial Playa de Ákaba. En enero de 2017 es finalista del concurso de microrrelatos #NavidadCaoba, del blog «La Vida de Color Caoba». Durante 2017 es coeditor de la antología Cosas que nos importan, de la editorial Playa de Ákaba, y participa en las antologías de la editorial Playa de Ákaba Generación Subway VII Y VIII; Ulises en el Festival de Cannes; Mujeres sin Edén. Además participa en la antología Microcuentos 451, de Kelonia Editorial. En enero de 2018 recibe el primer premio del concurso de microrrelatos #AñoCaoba, del blog La Vida de Color Caoba. En 2018 ha cursado el taller de escritura creativa impartido por Rafa Caunedo en Grupo Tierra Trivium y el taller Erase una vez... de Nona Escofet. En la actualidad, compagina la escritura de un libro de relatos cortos de ciencia ficción con las entrevistas que publica quicenalmente en la Revista Tierra. Tiene dos novelas, una de aventuras y otra negra, en proceso de reescritura.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.