La poesía es un arma cargada de presente

poesía

«La poesía es un arma cargada de presente». Esta frase fue pronunciada el domingo pasado por Carlos Santos, presentador del programa de Radio Nacional No es un verano cualquiera, en referencia a los nuevos fichajes de alta responsabilidad dentro del Ministerio de Cultura. Por un lado, la poeta asturiana Olvido García Valdés ha sido designada para estar al frente de la Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, que en el anterior gobierno no existía con entidad propia, sino incluida dentro de la Dirección General de Industrias Culturales, y, por otro, el poeta granadino Luis García Montero tomó posesión como director del Instituto Cervantes el pasado 2 de agosto.

GARCIA MONTERO.jpgAdemás de uno de los poetas españoles más relevantes del panorama literario actual, García Montero es catedráti­co de Literatura Española en la Universidad de Granada, en la cual ha desempeñado diversos cargos, como la dirección del Secretariado de Extensión Universitaria. Como poeta, narrador y ensayista ha recibido, entre otros, el Premio Nacional de Literatura (1994), Premio Nacional de la Crítica (2003), Premio del Gremio de Libreros de Madrid (2009), Premio Poetas del Mundo Latino (México, 2010), Premio Ramón López Velarde (México, 2017) y Premio Paralelo 0 (Ecuador, 2018). 

En cuanto a Olvido García Valdés, es Licenciada en Filología Románica por la Universidad de Oviedo y en Filosofía por la de Valladolid. Profesionalmente ha ejercido como Catedrática de Lengua Española y Literatura en institutos de Valladolid y de Toledo, y ha ostentado el cargo de Directora del Instituto Cervantes de Toulouse, en Francia.OLVIDO GARCIA VALDES.jpg Como creadora, además de dedicarse a la poesía ha escrito numerosos ensayos y reflexiones literarias y textos para catálogos de artes plásticas, y también ha desarrollado una importante labor como traductora. Entre otros galardones, recibió en 2007 el Premio Nacional de Poesía. Como divulgadora, ha sido codirectora de la revista Los Infolios desde 1987, miembro del consejo editor de la hispano-portuguesa Hablar/Falar de Poesia, creada en 1996, y cofundadora de El signo del gorrión. Ha dirigido o coordinado diversos cursos, seminarios y ciclos de poesía contemporánea. Ha formado parte del proyecto Estudios de Poética, y coordinado la página de poesía «Y todos estábamos vivos» en ABC Cultural.

Estos nombramientos de dos personas tan sobresalientes e influyentes dentro del ámbito académico e intelectual suponen un soplo de aire fresco para la vida cultural española y muy especialmente para el mundo literario, de lo cual nos alegramos enormemente en el Grupo Tierra Trivium.

Como ya habíamos hecho notar en artículos anteriores, sentimos que estamos viviendo unos nuevos tiempos de esperanza y optimismo para la poesía. En estos días convulsos y descorazonadores para el ser humano, la poesía supone uno de los pocos remansos de paz, belleza y consuelo que el alma puede encontrar.

Fieles a nuestro compromiso con la poesía, durante el próximo otoño pondremos a disposición de nuestros amigos y lectores una amplia variedad de novedades relacionadas con el género poético y lírico en general. Nuestra aportación no se va a limitar solamente al campo editorial, sino que dentro de nuestro ciclo «El dardo en la palabra», del que ya hemos hablado en otras ocasiones, la poesía va a ocupar un lugar predominante, el que justamente le corresponde, a través de diferentes conferencias, tertulias y mesas redondas.

GLORIA FUERTESPor otro lado, el segundo número de nuestra colección Mementos, homenaje a aquellos autores que nos dejaron hace un tiempo pero cuyo recuerdo permanece en la memoria colectiva por su importancia tanto literaria como humana, estará dedicada a la inolvidable poeta Gloria Fuertes, y verá la luz a lo largo de los próximos meses. 

Podemos afirmar sin riesgo a equivocarnos que el género poético disfruta de una segunda oportunidad, que de momento ha sido salvado del olvido y que tanto creadores como editores somos conscientes de que debemos aprovechar estos buenos tiempos para la lírica ofreciendo al público lector en general y al amante de la poesía en particular lo mejor de nuestro repertorio, aunando la calidad literaria con uno de los objetivos que debe cumplir el poeta, objetivo claramente explicado por Gabriel Celaya en su célebre poema La poesía es un arma cargada de futuro, algunas cuyas estrofas, las más explícitas, podemos leer a continuación:

[…]

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

[…]

Poesía para el pobre, poesía necesaria
como el pan de cada día,
como el aire que exigimos trece veces por minuto,
para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

[…]

Maldigo la poesía concebida como un lujo
cultural por los neutrales
que, lavándose las manos, se desentienden y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta mancharse.

[…]

Tal es mi poesía: poesía-herramienta
a la vez que latido de lo unánime y ciego.
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
con que te apunto al pecho.

[…]

En el Grupo Tierra Trivium pensamos, como Carlos Santos, que la poesía no es solamente un arma cargada de futuro, sino también de presente. Del presente que hoy nos toca vivir y sobrevivir, y que sin poesía sería, sin lugar a dudas, mucho menos vivible.

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.