Tierra Solidaria, con la Declaración Universal de los Derechos Humanos

DDHH.jpg

Hoy, en Tierra Solidaria, la parte más concienciada y social del Grupo Tierra Trivium, celebramos que justo hace 70 años el mundo empezó a ser un poco mejor. Quizás los padres y madres de aquella Declaración Universal de los Derechos Humanos, aprobada el 10 de diciembre de 1948 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, y que con tanto esfuerzo e ilusión fue alumbrada, esperaban mucho más de las generaciones venideras, aquellas que, además de disfrutar de su contenido, deberían mantenerlo, respetarlo y aplicarlo. Quizás sus anhelos y esperanzas no se han cumplido en su totalidad. Quizás todo lo que deseaban y aspiraban a conseguir en aquellos momentos continúa siendo una utopía.

Sabemos que en muchos estados y territorios del planeta la Declaración no solo no es respetada, sino también vilipendiada, ultrajada y pisoteada, constantemente. Sabemos que incluso en nuestro mismo país todos los días asistimos a vulneraciones de los derechos y libertades recogidos por la Declaración y sus subsiguientes Pactos Internacionales, pactos que son de obligado cumplimiento por los países firmantes. Sabemos que no podemos bajar la guardia, que debemos vigilar su aplicación por parte de todos los Poderes Públicos del Estado y de sus Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, que debemos estar atentos a cualquier intento de poner en cuestionamiento los derechos y libertades que tanta sangre, tiempo y trabajo costaron ser aprobados y promulgados.

Pero lo que no podemos negar es que resulta todo un logro que 70 años después todavía perviva, y que hoy estemos celebrando su proclamación, y estamos seguros de que el mundo es hoy, con todos sus males y defectos, un poquito mejor de lo que era a fecha de 9 de diciembre de 1948.

Ahora es labor de todos: ciudadanía, órganos del Estado, y también asociaciones y empresas, como integrantes de la sociedad que somos, contribuir a mantenerla y a aplicarla durante al menos 70 años más, porque no podemos arriesgarnos a perder todo aquello que la humanidad ganó un 10 de diciembre de 1948. En Grupo Tierra Trivium nos hemos comprometido desde el principio con este objetivo, ya que, como reza uno de nuestros lemas, somos mucho más que una editorial, y, en todo caso, somos una editorial comprometida.

Written by María Morales

Nací en Madrid, 1976. Cursé bachillerato con la opción de letras puras, estudiando  las asignaturas de griego, latín, literatura, historia y filosofía. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid,  he realizado diversos cursos relacionados con el Derecho Comunitario y la cooperación al desarrollo y poseo la titulación del Master en Acción Solidaria Internacional  de Europa, con las asignaturas de Acción Humanitaria, Cooperación al desarrollo y Extranjería, asilo y refugio. Mi nivel de inglés es alto y el de francés medio. He realizado cursos de idiomas en Montreal, Canadá, en la Universidad Complutense de Madrid y en la Universidad de Verano de Montpellier, Francia. También realicé un curso sobre la historia y cultura de Ecuador en la Universidad Pontificia del Ecuador, en Quito. He colaborado con diversas ONG. Para CEAR, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado, realicé informes de la situación de los derechos humanos en diversos países, y en la Comisión Hispano–Guatemalteca de Derechos Humanos elaboré un proyecto de ayuda al desarrollo. Mis aficiones incluyen la lectura, la escritura, el yoga y las actividades culturales en general, como acudir al teatro y a espectáculos musicales y visitar museos y exposiciones.  Entre mis intereses, se encuentran el medio ambiente, la problemática de género, el activismo social y político y todo lo relacionado con la defensa de los derechos humanos  y la protección de los menos favorecidos. Me considero ciudadana y paseante del mundo,  con gran sentido crítico, tolerante y de mente abierta.

Deja aquí tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.