Literario, libro, editorial, lectura, lector, biblioteca, librería, bibliotecario, librero… palabras pertenecientes al mismo campo semántico y que, de tan usadas y abusadas, han perdido su significado y cada vez es más difícil definirlas. Por tanto, en nuestro proyecto editorial, no queremos explicarlas por enésima vez, sino que deseamos vivirlas y transmitirlas. ¿Cómo? Convirtiéndonos en esa Tierra en la que convergen personas que, de un modo u otro, hacen de las letras su pasión y su filosofía de vida.

Últimas entradas

Accede a las últimas entradas publicadas en la revista Tierra.

José de la Rosa: “Renovatio es un libro de memorias, una crónica sobre un proceso difícil de mi vida”

Están cerca las cinco y media de la tarde en Sevilla. Dejando atrás las obras de la Puerta  de la Macarena y la calle San Luis, siguiendo recto hacia la Plaza San Marcos, encontramos la cafetería de El León de…

ENTREVISTA A ANA VIGO

Esta semana nos visita desde Galicia, Ana Vigo (Pontevedra 1992) escritora nata, periodista, reportera, crítica literaria… por mencionar algunas de las muchas profesiones que ha ejercido y ejerce. Os trasnos de Breslavia (Contos Estraños 2015) es su primer relato publicado,…

DE GIRA CON DAVID PUIGBÓ

  Si algo recompensa el duro trabajo de los editores de promocionar las obras que vamos publicando es conocer a los autores en persona; y no me refiero solamente a estrecharles la mano el día de la presentación de su…

Y, para ti, ¿qué es la literatura?

Sin título
Nona Escofet

Somos palabra. Es ella la que nos hace humanos. Y no solo es lo que dice, sino lo que posibilita ese decir. Porque ese verbum, ese logos es, además de palabra, concepto, idea y cuando toma forma y se hace LITERATURA, tiene el poder de cambiar el mundo.

Fotografía MJ
Albahaca Martín Go

La literatura es mi válvula de escape, mi huida de lo real hacia mundos nuevos, enseñanzas y  vivencias que revierten mi existencia en plenitud.

17015670_1088891364550008_6244663458525803132_o
Jimena Tierra

Escribir es una forma de gritar al viento la necesidad de moldear la realidad que nos envuelve. Sin embargo, a diferencia del grito, la escritura no se desvanece.

0

Tu carrito

A %d blogueros les gusta esto: