Ismael Mateo

fotoNacido en Valencia y con orígenes extremeños.
Uso mi segundo apellido en honor a la mujer que me empujó al mundo literario: mi madre.
Mi pasión por la lectura y sobretodo la escritura se remonta a cuando era bien niño.
Escribía pequeñas poesías con tan solo 4 años y a medida que adquiría más edad, acrecentó mi pasión.
Motero, aventurero y catador de la vida.
Pertenezco a un club de motos (Black Bomber MC) en el que tengo el gusto de ser secretario y portavoz en reuniones, lo que me permite mejorar mi habilidad lingüística y don de gentes.
En la adolescencia aprendí a tocar la guitarra y la mayor parte de lo que escribía eran letras para mis composiciones, pero quería transmitir por otras vías mis sentimientos.
Psicólogo frustrado, me quedé a principio del camino; sin embargo, mi espíritu autodidacta siempre me ha empujado a querer saber más de lo que desconocía y mi lectura adolescente se basó en libros acerca de la psicología de las personas, la filosofía y sobre todo la poesía; esto hizo que no fuera muy buen estudiante en la educación secundaria.
He participado en diversos debates y discursos en asociaciones políticas y culturales, una de ellas es: CIAG(círculo de investigación de la antropología gnóstica) sobre religiones del mundo, etc.

Nunca me propuse escribir de un modo profesional, empecé con la poesía de una manera más permanente a raíz de una ruptura amorosa y esto, es lo que me empujó, con ayuda de mi madre, a compartir con el mundo mis letras y transformar el dolor, la alegría y las ansias de libertad en un acto artístico.
Tengo una página de facebook con la que empecé a publicar parte de mis escritos: El despertar de Morfeo.