REVISTA TIERRA

Grupo Tierra Trivium en UC3M

Grupo Tierra Trivium en UC3M

Una de las actividades que nuestra editorial ha realizado durante el ciclo de conferencias Somos lo que leemos, ha sido la de abrir debate sobre «El arte como crítica social» en la Universidad Carlos III de Madrid.

Organizado por Ignacio J. Dufour y moderado por María Morales, con la intervención de Carlos Serrano y Guzmán García, se trataron temas interesantes como la música de La polla récord, Joaquín Sabina o Extremoduro y la poesía social de Blas de Otero, o los artículos de Mariano José de Larra.

Aquí podréis acceder al video de la conferencia protagonizada por algunos de los componentes de Grupo Tierra Trivium, crucial en todos sus ámbitos para determinar el arte como un arma de lucha contra los problemas sociales.

VIDEO

Tu Corazón se lleva bien con el mío

Tu Corazón se lleva bien con el mío

Cozy winter still life

Me mostraste parte de las heridas de tu Corazón y pude ver tu Alma fragmentada. Contemplé cómo te mantenías en equilibrio con un pedazo de ella en cada mano, con tus hombros agachados, cansados, decaídos, hundidos… No me gusta pensar que has sufrido. Tu Corazón se lleva bien con el mío porque ambos tienen una cicatriz que cose sus válvulas. Son capaces de empatizar el uno con el otro.

Yo no quiero estar con un Corazón perfecto que no sabe una mierda. Quiero estar con un Corazón herido que ha aprendido de sus hostias y ha llorado sangre hasta ponerse en pie. Uno que tiene tantas ganas de vivir que late a puñetazos, haciendo todo el ruido posible. Como el tuyo. Solo se aprende del fracaso. Y la mejor lección que tu Alma podrida de desilusión entendió fue que la Vida, con sus cuestas y pozos, merece la pena convertirla en canción.

Solo quiero besar cada uno de los puntos de tu cicatriz para remendarlos bien y que no se te escape de nuevo la alegría por ellos. Que no te vuelvas a quedar sin aire, que el viento sople siempre a tu favor, alejando de ti el pavor.

 

Gracias a Tierra Trivium por abrazar mis letras.

Ámerica Latina, guía hacia otro periodismo

0f804840-5ae0-435b-bc6b-e1be1971848e

Si lo hubiera sabido, habría hecho el equipaje. Me habría despedido de mis padres y de mi novia. Habría dejado más comida y agua al gato. El intenso calor de la tarde dejó paso a ligeros nubarrones. Pero no logró  este pequeño detalle atmosférico estropear lo que estaba por  llegar. Son cerca de las siete y media de la tarde, de la Plaza Nueva de Sevilla  partimos hacia América Latina.

Es el poder de la literatura. De la buena literatura. La Feria del libro fue el escenario para que fuera presentado al público Periodismo Narrativo en América LatinaEste trabajo, coordinado por Antonio López Hidalgo, supone una guía necesaria para todo aquel interesado en comprender  las corrientes estilísticas más actuales del ámbito periodístico.

En los tiempos en que los medios de comunicación están más cuestionados que nunca, Periodismo Narrativo en América Latinaes una carta de amor al oficio de periodista. Es una vacuna contra el pesimismo que nos hace reflexionar que Otro nuevo periodismo es posibleasí titula López Hidalgo el prólogo.

La presentación se realizó en forma de mesa redonda  moderada por Francisco Sierra, director del Departamento de Periodismo I de la Universidad de Sevilla.

Los ponentes fueron  María Ángulo, profesora de la Universidad Zaragoza, el editor del libro Pedro Crespo, Editorial Comunicación SocialAntonio López Hidalgo, director del Departamento de Periodismo II de la Universidad de Sevilla.

Hasta aquí los elementos que pudieron hacernos creer que estábamos ante un acto meramente académico. Afortunadamente, estábamos lejos de un aula. Era al aire libre. Sin grandes discursos vacíos. Oír y aprender. Se agradece la calidez de un ponente interesado en llegar a sus oyentes y no en vender libros.

ffa6f310-1c3c-41f7-aa55-42e4676445e6

Da comienzo a tomar forma la respuesta a  la cuestión que nos reune : “¿Qué es periodismo narrativo?” comienza  así María Ángulo su explicación  sobre la dificultad de definir la nueva corriente que viene del continente americano.

Lo cierto es que en este campo hay bastante controversia,  ya que  ahora está funcionando este binomio de periodismo narrativo, pero al mismo tiempo viene funcionando la idea de periodismo literario. También está funcionando la idea de periodismo pausado” explica. “Ninguno de los términos convence a todo el mundo” afirma después.

Añade una aproximación para que el público entienda mejor el término protagonista de la velada. “Si hablamos de periodismo narrativo, estamos hablando de un tipo de relatos que se cuentan de alguna manera como si fueran cuentos” acto seguido lee algunos ejemplos a los espectadores del evento . “Tiene cabida en suplementos y revistas especializadas que es donde se desarrolla”.

María comparte que su gran interés por el periodismo narrativo provocó que sacara adelante Inmersiones. “Quería abordar las crónicas de viaje y la otra parcela que trabaja el periodismo narrativo y es el compromiso social”. 

Pedro Crespo, mezclando el nerviosismo e ilusión propias del que comienza una nueva aventura literaria,  fue contundente al comienzo de su intervención: “Como editor y lector, el tema del periodismo narrativo me parece apasionante“.

Como buena guía, destaca la rica bibliografía de Periodismo Narrativo en América Latina “dan ganas de leerte todos los autores que te mencionan” expone de manera contundente. Acto seguido, añade una bella definición:

Es la literatura de la realidad. Usando elementos de la ficción, nos expone la dura y cruenta realidad con una calidad magnífica”.

Hay mucha producción de este tipo de periodismo en América Latina, pero pocos estudios sobre esta práctica profesional”expone Francisco Sierra. Por ello, Periodismo narrativo en América Latina es un regalo.

Fotografía de la profesora Irene Tenorio

Finalizando el acto, llegó el turno de Antonio López . Como en sus clases de redacción periodística, mezcló  lo académico con su sentido del humor ágil y directo. Se mueve como pez en el agua al hablar de periodismo.

Explica con conocimiento de causa que “América Latina es el continente donde más periodismo narrativo se hace  y más periodismo de inmersión.  Aunque hay muy pocos investigadores y pocos profesores que se dediquen a tratar este tema a fondo. Por lo cual, no me fue fácil encontrar autores de distintos países, ya que la idea era que el volumen se pudiera ver desde distintos ángulosAl final, hay nueve autores de Estados Unidos, México, Colombia, Chile, Brasil. Creo que da una visión bastante global“.

El libro supone una respuesta. Una de las causas del vacío de estudios sobre este tema es la pérdida de tiempo a la hora de discutir sobre el lenguaje del periodista y no  sobre cómo trabaja. Cómo se documenta, cómo ha bajado al barro  y ha sacado  a la luz pública los hechos.

“El periodista prefiere vivir la vida antes de que se la cuenten” afirma Antonio López.

Afortunadamente, es un terreno en el que cada vez más entran más autores. Inevitablemente, toca hablar de la crisis que sufre el oficio. “Sobre todo, el periodismo impreso. tuvo que haber cambiado hace muchos años” sostiene.

31956120_10211873140611321_6583614660614815744_n

El periodismo narrativo me parece más creativo. Rompe con todos los estandartes conocidos. No tiene nada que ver con el periodismo tradicional. La diferencia está en el papel comprometido del periodista. Se compromete y cuenta  de manera muy diferente. Cuenta en primera persona, lo importante es cómo se utiliza esa primera persona”.

Así argumenta Antonio qué es lo que hace al periodismo narrativo un objeto necesario de estudio.  “El lector sabe que no le engaña”.

Continuando con la aportación de María Angulo, López Hidalgo señala el papel de la mujer en este género informativo: “En este periodismo hay muchas mujeres. Desde finales del siglo diecinueve hasta ahora: Lydia Cacho o Gabriela Wiener, Leila Guerriero “.

Sobre su evolución y nacimiento, no es un periodismo que salga de la nada.“Tiende un puente desde el siglo diecinueve hasta principios del veintiuno. Ese periodismo de finales del diecinueve y principios del veinte era un periodismo comprometido”.  Además del compromiso, radica la magia del periodismo narrativo en su mezcla de géneros. Cabe el cuento, la autobiografía y el ensayo, la crónica, el reportaje.

Finaliza el debate con el público, seguimos en Sevilla tras el viaje al lejano continente americano.  Los pasos nos llevan a una cerveza fría y a seguir hablando de literatura. De aquella que hace reflexionar y hacerte preguntas. La que hace despertarte en Andalucía y horas después desear amanecer en Brasil, Argentina, Chile.

Adiós a un acto de homenaje a todos los profesionales de la palabra escrita que arriesgaron todo por ofrecernos esa realidad a la que nadie da voz. Una clase magistral  sobre cómo una nueva forma de contar los hechos toma las páginas del arte periodístico. Hay sentimiento, empatía.  Hay calor humano. Periodismo Narrativo en América Latina  huye del frío de una nota de prensa.

Tierra Trivium y Canciones para Apapachar

Tierra Trivium y Canciones para Apapachar

mountains-wooden-nice-gardena-hut-lovely-peaks-lonely-sky-rest-italy-mountain-house-hills-grass-beautiful-cabin-vacation-cottage-val-rocks-wallpaper-sunrise-1920x1080
Tierra Trivium no es titular de esta imagen. Pertenece a pexels.com

Nadie me había dicho que mi trabajo tiene vida, está vivo. Que si las palabras de mi relato dibujan la silueta de un árbol y le das la vuelta, forman un jarrón lleno de agua, de Vida.

Como árbol o jarrón, sí o sí guarda Vida. Y yo le doy Vida recordándote. Te imagino en el porche de una cabaña, sentada sobre una silla de madera envejecida, quizá pintada de turquesa, desconchada, alternativa. Una cabaña en la falda de una montaña que te llama a conquistarla, que te lame el Corazón con su Paz.

Te imagino sentada con la vista en el horizonte de su cumbre y los ojos medio cerrados, como si te diera el Sol, pero en realidad te da su luz. Tienes una guitarra nueva sobre tu regazo, igual de anticuada que la silla, pero no vieja. También te acompaña la sonrisa que se te cinceló de nacimiento. Una sonrisa que cuando la ensanchas, se apagan las tinieblas por un segundo –al menos en mi mundo–. Una sonrisa llena del color de su calor. Algo raro de encontrar, algo digno de admirar.

Te imagino tocando una melodía que empieza en el fondo de tu Alma y surge a través de la Naturaleza que te inspira. Y ahora entro yo…

Me imagino topándome con esta situación, tocando la guitarra con la calma y profundidad que te caracteriza, y yo dentro de la casa de madera observándote con mi cara de boba, mientras mi piel se eriza.

Imagino que me entran ganas de llevarte un té pero que no quiero interrumpir esa maravillosa escena que, de todos los ojos del mundo, solo aprecian los míos. Y así, espiándote a hurtadillas, como he hecho mil veces sin que tú lo sepas, comprendo que para ti no existen los “pero”, entiendo que no hay nada más hermoso que habernos dado Vida en enero, que contigo no se me quedan las palabras en el tintero, y vuelvo a caer en la cuenta de lo mucho que te quiero.

 

Gracias a Tierra Trivium por abrazar mis letras.

 

 

El sentido de un final

Le digo a Ana que hoy vamos a desayunar juntas. Me sonríe y dice que sí, me llama cariño y dice que quiere saber quién soy. María, soy María. ¿Qué María? Una, le digo, una María, como cualquier otra. Ya… ya… pero “¡Sht!” me dice, y hace un gesto con la mano como si me quitara un velo invisible de la cara. Pero quisiera… acordarme de ti..

 

Para entender, de verdad, lo que una obra significa es necesario que esa obra nos hable a nosotros directamente sobre algo que conozcamos bien. No quiero decir con esto que todas las obras estén encriptadas en un código peculiar y que vayamos aplicando antivirus y programas para entenderlo bien. Un buen libro se entiende. Punto.

Pero…

Flannery O’Connor decía que lo que un libro significa no tiene nada que ver con el tema ni con los motivos, ni con las figuras retóricas, ni siquiera con el autor; significar es otra cosa.

Hace ya unos años, leí el comic Arrugas, de Paco Roca. Y se catapultó automáticamente al top 10 de libros a los que mis pocas páginas de escritura miran con envidia. Me atrevería a decir que el tema de Arrugas, dicho de forma fácil, es la vejez (incluso el Alzheimer), pero no os engañéis, lo que este libro significa es que cada vez leemos menos a las personas.

Hay un par de recursos que me llamaron la atención en la primera lectura: las hojas en blanco, representando los episodios que el personaje olvida, los dibujos a medias, cuando no reconoce a las personas que tiene alrededor… son grandes ideas, magistrales me atrevería a decir. Eso es solo un lenguaje con el que nos hace llegar al lector cosas que conocíamos pero no teníamos la sensación de vivir. Así la realidad se hace arte y el arte explica mejor que nada la realidad.

Por suerte o por desgracia, la situación de la gente mayor es algo que conozco desde hace muchos años y siempre me ha quedado la espinita de decir que a Arrugas le faltan personajes. Tal vez la densidad de lo que había que explicar no dejaba espacio a más, tal vez los personajes que yo creo que faltan dan para otras novelas gráficas que merecen su propio espacio. Pero tengo que decirlo o reviento: a Arrugas le faltan cuidadores cariñosos. Que los hay, y muchos.

Hay un par de momentos Edipo en Arrugas, en que te das cuenta que no todo es lo que parece y que, a veces, el peor enemigo del protagonista es él mismo y su enfermedad. Lo que encuentro significativo es que esas cosas sorprendan al lector, que no seamos conscientes de que la barrera narrativa entre el enfermo, el mayor, el demente, el residente… no es tal. Si nos abrimos a narrativas más libres podremos comprender que la comunicación es una cuestión de señales, de encontrar un espacio común entre el que habla otro idioma, deja ir otras señales que no son las que estamos acostumbrados a recibir. Y os diré cual es ese espacio común: en el 80%  de los casos es el amor. En el 10% es el humor… y en el resto, no lo hay.

La lección social es muy clara: vivimos de espaldas a todo lo que ocurre a nuestros mayores, sino habría más cariño, más entendimiento y menos desolación en la ficción. Pensad una cosa: cuando alguien relata una vida, es algo así como cuando alguien llega al final de un libro. Y el sentido de ese final suele guardar relación con pequeñas aventuras, cicatrices que se vuelven importantes al final del viaje, queremos leer la vida como su fuera La Odisea, como si su final le diera sentido. Como si pudiéramos reconocer la cicatriz de Ulises en cada frase inacabada, en cada mueca sin sentido, en cada gesto de cariño.

Esa es la necesidad del hombre de relatar los inconvenientes del irrefrenable ir hacia delante. Pero la vida no es una novela gráfica, aunque la novela gráfica pueda explicar mil cosas de la vida. Cuando alguien pierde la capacidad de relatar su propia vida, de relatarse a sí mismo… ¿Sentimos la necesidad de hacerlo?¿Vemos lo que tenemos delante o nos ciega la narración?¿Hay algún modo de relatar algo tan complejo?¿Se puede vivir tan cerca de una narración sin sentido?

 

Nota de prensa

Jimena Tierra (Madrid, 1979) nos atrapa con una nueva novela. La polifacética autora, conocida por su manuscrito Equinoccio (Grupo Tierra Trivium, 4º Edición), nos sorprende con una trama actual y asfixiante que juega con la concepción del envejecimiento, desgranando los avances de la ciencia  y ahondando en un abismo de graves conflictos éticos y morales.

Cambio de rasante no es solo un thriller de ficción. Se trata de una crítica feroz hacia un sistema capitalizado en el que los valores inherentes al ser humano se han perdido.

Con prólogo de Rosario Curiel, finalista en los Premios de Novela Nadal en 2006 y Fernando Lara en 1996, y la colaboración orientativa de María Blasco Marhuenda, Directora del CNIO, Cambio de rasante se convierte en la segunda novela negra de Jimena Tierra. Situando a algunos de los personajes de su primera trama, como son los detectives privados Anastasio y Verónica Rojo, en la Universidad de Albahaca, perfectamente reconocible como El palacio de la Magdalena de la ciudad de Santander.

Jimena Tierra cultiva, también, relato corto y poesía. Ha sido galardonada en los siguientes certámenes: AVINESA (2013) con Mi marido es perfecto; Ediciones Saldubia (2014) con Escombros; Atrévete a Rimar Aragón con Sueño (2014) con La vida es Aragón, la vida es sueño; y el certamen Don Manuel (Moralzarzal, 2017) con No fue un verano cualquiera.

Asimismo, es una de las coordinadoras del Grupo Tierra Trivium. Un nuevo modelo de editorial joven, comprometida con valores sociales, emprendedora e innovadora, que trata de aportar una perspectiva diferente al proceso empresarial actual.

La autora madrileña firmará ejemplares de Cambio de rasante y Equinoccio en la Feria del libro de Tres Cantos, en la caseta nº 12 destinada a Grupo Tierra Trivium, el día 16 de mayo, de 17:30 a 20:00 h. Además, tiene concertadas presentaciones en la librería Burna (Madrid) y la Universidad Menéndez Pelayo (Santander), entre otras.

Más información en www.tierraeditorial.com.

Cuenta atrás para la Feria del Libro de Tres Cantos

CARTEL FERIA TRES CANTOS.jpg

Desde el Grupo Tierra Trivium invitamos a nuestros amigos, lectores y seguidores a visitar nuestra caseta durante la Feria del Libro de Tres Cantos, que se desarrollará entre los días 11 y 20 de mayo en la Avenida de Colmenar Viejo, frente al Sector Literatos. En ella encontrarán las últimas novedades literarias del mercado y podrán conocer a gran parte de los autores de nuestra editorial, que firmarán sus libros, charlarán con los lectores y participarán en diversas presentaciones y mesas redondas. La inauguración tendrá lugar el próximo viernes a las 17h, y contará con la presencia de nuestro joven autor Ismael Mateo, que vendrá desde Valencia para firmar y promocionar su poemario Versos de los BES.O.S.

El sábado 12 será uno de los días más importantes de la Feria para nosotros, ya que nos visitan tres de nuestros autores noveles, dos de ellos llegados desde Cataluña: David Puigbó (autor de Lágrimas de tinta Trozos de mi piel), Belén Rojas (La ineludible irrupción de la memoria y otros relatos) y Guzmán García (autor del poemario León de Neón) protagonizarán a las 11.30h en la caseta de actividades del Ayuntamiento una charla precisamente sobre las dificultades y complicaciones a las que se enfrentan los autores nuevos y desconocidos hasta conseguir ver sus obras publicadas. Después de la conferencia podremos encontrar a los tres firmando en la caseta hasta las 14h, y por la tarde todavía nos acompañarán David y Belén, hasta las 20h, y la ilustradora Sara Muñoz, autora del poemario ilustrado Intempestiva. 

La mañana del domingo 13 disfrutaremos, aparte de la presencia de David en la caseta, de otra de las actividades programadas por Tierra Trivium con ocasión de esta Feria del Libro, en este caso destinada al público infantil, gracias a la presencia de nuestra joven autora Ana Vigo, que viajará desde Galicia para presentar a los lectores más jóvenes su última novela, La guerra súcrea, a través de una actividad relacionada con la trama del libro, durante la cual los niños dibujarán y crearán divertidos alienígenas. La cita será a las 12h en la juguetería- librería Engorengo, situada en el Sector Literatos número 3. Ana nos acompañará también firmando en la caseta el día anterior, sábado 12, así como la tarde del domingo y del lunes y la mañana del martes 15.

El miércoles 16 podremos encontrar en la caseta a nuestra editora jefe y directora, Jimena Tierra, firmando su flamante novela, Cambio de rasante, junto a sus dos anteriores obras, el exitoso Equinoccio, que ha alcanzado ya su quinta edición, y el libro de relatos Conozco tus secretos. 

El viernes 18 nos visitarán desde Bilbao Ruth Santa María, cuyo libro de relatos La esmeralda y otros cuentos es la última novedad de nuestra editorial, y Avelina Chinchilla, autora del poemario 10 horizontes para una tierra de versos, desde Alicante.

El sábado 19 constituirá otro de los puntos álgidos de la Feria, gracias a la presencia durante toda la jornada de cinco de los autores de Tierra Trivium, Ruth Santa María, Alberto Blanco Rubio (El mago de las palabras olvidadas), Avelina Chinchilla, Paco Riera (Las mujeres de mi vida) Francisco José Martínez (Formas de la primera persona). Los tres últimos, que escriben poesía, participarán en la mesa redonda organizada por Tierra Trivium con el título de Nuevas formas de entender la poesía, que comenzará a las 18.30 h en la caseta de actividades del Ayuntamiento. Alberto Blanco nos visita desde Salamanca, y Paco Riera y Francisco José Martínez desde Cataluña.

El domingo 20 la Feria llegará a su punto final, que compartiremos con Alberto Blanco, Avelina Chinchilla, Paco Riera y Francisco José Martínez, a los cuales podrán encontrar firmando sus libros durante todo la jornada, hasta la clausura de este mágico evento que esperamos resulte inolvidable para todos ellos, así como para los amigos y lectores que se acerquen a conocerlos y a adquirir sus ejemplares dedicados.

El horario de la Feria es: de lunes a viernes de 17 a 20h, y los sábados, domingos y el martes 15, que es festivo en Madrid, de 11 a 14h y de 17 a 20h.

¡¡ Pasaremos lista, no faltéis !!

CARTEL ENGORENGO 13 DE MAYO.jpg

Prejuicios y titulaciones

Grupo Tierra Trivium: prejuicios y titulaciones

No sé, desde lo del máster de Cifuentes, no he levantado cabeza. No me sorprende el hecho de que le hayan regalado una titulación que no ha cursado. Todos deberíamos estar curados de espantos en un país en el que el mayor porcentaje de corrupción está centralizado en un grupo mínimo de ciudadanos «acorbatados». Más aún cuando esos ciudadanos son elegidos bajo un sistema denominado democracia.

Lo que sí que me sorprende, es que se me trate a mí del mismo modo que a ella, incluso presentando por adelantado todos mis títulos.

Y es que, entre el listado de lindezas que Grupo Tierra Trivium se está encontrando en este camino de arenas movedizas, hubo un autor, «de cuyo nombre no quiero acordarme», que me pidió que demostrara mis cualidades, presentando certificados, antes de editar con nosotros. Sin problema. No tengo nada que ocultar.

Yo he trabajado con muchísimas personas y no he ido pidiendo las titulaciones a cada una de ellas, ya que pienso que la mejor acreditación es el dominio del trabajo que desempeñas («El movimiento se demuestra andando»), de modo que fue una extraña sorpresa agridulce que, de un lado tenía el sabor desagradable de la desconfianza y, del otro, el dulce orgullo que suponía poder justificar mis verdades.

La sorpresa aumentó cuando esa jovencísima autora nos solicitó, poco después, una traducción de su manuscrito a otra lengua, pero no quería pagar lo que vale la labor de un profesional del lenguaje. Parece que lo de la titulación no importaba tanto a la hora de ahorrarse dinero. Fruto de la amistad y la confianza, le pedimos a alguien que no tiene título de traductor, pero sí un dominio magistral del lenguaje, tanto en español como en el idioma meta, que nos hiciera el favor de hacer la traducción y empezó a realizar un espléndido trabajo sobre el texto.

La autora, después de todas las facilidades ofrecidas, no solo nos dejó con el trabajo a medias diciendo que no editaría con nosotros y aduciendo que «este traductor no sabe traducir», sino que, además,  trató de estafarnos dinero abusando de la buena fe de Grupo Tierra Trivium. (¡Oh, sorpresa, hay autores que estafan a las editoriales!).

Me pregunto qué habrá sido de ella. Hasta ahora, no la he visto en ninguna de las listas de las ferias del libro 2018. Tal vez anda atareada intentando sacarse el título de escritora.

Writers: the magicians of words

“The art of writing is the art of discovering what you believe.” Gustave Flaubert

What makes a good writer?  Some people say that a good writer is a talented imagescommunicator who elicits emotion and empathy in the reader through her/his writing. Others say good writers are those who put their soul somehow in their writing and pursue their own excellence. Frankly, the way I see it, good writers are those who feel PASSION in capital letters for the art of writing while having the ‘formula’ for connecting the audience with their story. Of course, it is not that simple, but it is a beginning to describe the art of making imaginations fly!

maxresdefaultOn the other hand, good writers have something in common: a skilled use of vocabulary since no one enjoys reading the same words and expressions over and over again. Hence, a robust lexicon represents an asset when it comes to writing. Incorporating riveting and unusual words and expressions in a work helps to keep readers’ interest. Puns, figurative language, the combination of smooth and plain prose, and even made up words enrich the writing. But, what elevates writing to its most greatness? The understanding of what it is written because the latter does not make sense if the reader cannot understand the writer’s ‘voice’. Thus, the success lies in captivating the audience with a fresh voice no matter whether it uses big words or resorts to a more simple vocabulary provided that it reflects a charming identity.

Let’s take a look at some fragments of great writers and their vibrant technique:

“I love you without knowing how, or when, or from where. I love you simply, without problems or pride: I love you in this way because I do not know any other way of loving but this, in which there is no I or you, so intimate that your hand upon my chest is my hand, so intimate that when I fall asleep your eyes close.” Pablo Neruda, 100 Love Sonnets

“Lolita, light of my life, fire of my loins. My sin, my soul. Lo-lee-ta: the tip of the tongue taking a trip of three steps down the palate to tap, at three, on the teeth. Lo. Lee. Ta. She was Lo, plain Lo, in the morning, standing four feet ten in one sock. She was Lola in slacks. She was Dolly at school. She was Dolores on the dotted line. But in my arms she was always Lolita. Did she have a precursor? She did, indeed she did. In point of fact, there might have been no Lolita at all had I not loved, one summer, an initial girl-child. In a princedom by the sea. Oh when? About as many years before Lolita was born as my age was that summer. You can always count on a murderer for a fancy prose style. Ladies and gentlemen of the jury, exhibit number one is what the seraphs, the misinformed, simple, noble-winged seraphs, envied. Look at this tangle of thorns.” Vladimir Nabokov, Lolita

“He allowed himself to be swayed by his conviction that human beings are not born once and for all on the day their mothers give birth to them, but that life obliges them over and over again to give birth to themselves.”  Gabriel Garcí­a Márquez, Love in the Time of Cholera

“I must not fear. Fear is the mind-killer. Fear is the little-death that brings total obliteration. I will face my fear. I will permit it to pass over me and through me. And when it has gone past I will turn the inner eye to see its path. Where the fear has gone there will be nothing. Only I will remain.” Frank Herbert, Dune

How can this magic be done? First of all, brilliant authors write about what moves abracadabra-484969_1280-1024x392them emotionally either it is love, sadness, melancholy, hate, passion, pain, intrigue…  Another tip renowned writers point is the importance of reading. Even though it may sound like a cliché this habit must not be overlooked, as prolific authors consume tones of books for it becomes easier to create brilliant outputs if you read the best inputs. And the most significant feature of the practice of writing is without any doubt the fact that writers must take pleasure and enjoy what they do otherwise there is no point in writing.

“Writing is not a serious business. It’s a joy and a celebration. You should be having fun with it. Ignore the authors who say ‘Oh, my God, what word? Oh, Jesus Christ…’, you know. Now, to hell with that. It’s not work. If it’s work, stop and do something else.” Ray Bradbury.

Finally, if you are endowed with the gift to do magic with words come to Tierra Trivium and publish with us, because as Tony Morrison says: “if there’s a book that you want to read, but it hasn’t been written yet, then you must write it.”

(The images contained in this article are not a property of Tierra Trivium)

Sara Levesque en La Buhardilla de Tierra Trivium

Entrevista a Sara Levesque en La Buhardilla de Tierra Trivium

Empezamos mayo con la visita a la buhardilla de Tierra Trivium de la poeta y escritora Sara Levesque (Madrid, 1987), en su web Bohemia… te adoro se define como una artista de las palabras cuya gran pasión es escribir. También cuenta que empezó a escribir para superar el desamor, a modo de terapia. Como no lo consiguió, permaneció agarrada al lápiz, por si las moscas. Se considera una bohemia romántica que no tiene remedio, ni lo quiere. Es audioprotesista por dinero y una excusa, soñadora por culpa de una musa, y escritora por Amor al Arte y a su naturaleza inconclusa. Comenta que lo primero es un trabajo para ganarse la vida, lo segundo es su estilo de vida, y lo tercero es lo que le mantiene con vida.

Charlaremos con ella de su participación en la antología Cuadernos de Medusa, su implicación en el centenario de Gloria Fuertes y de otras facetas artivistas de su obra. La podéis encontrar en Facebook (Sara Levesque), Twitter (@SaraLeveque36) y en su página web Bohemia… te adoro.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.
Sara Levesque firmando un ejemplar de Cuadernos de Medusa.

Ignacio J. Dufour García: Bienvenida a esta humilde buhardilla. ¿Nos puedes contar cómo llegaste a participar en esta preciosa antología?

Sara Levesque: Gracias por invitarme. Mi participación fue casualidad. Gracias a mi amigo Ramón, contacté con la editorial del libro para mandarles el manuscrito de mi primera novela No sigo el guion. Mientras la estudiaban, me preguntaron si quería participar en un proyecto que estaban diseñando (Cuadernos de Medusa) y acepté de inmediato.

IJDG: Me ha emocionado mucho leer tu relato con ese tono de confesión íntima. ¿Qué te lleva a escribir esta historia?

SL: Una vieja espina. Siempre digo que no escribo relatos, sino abrazos. Gracias a una gran persona, conocí el término Apapachar. La espina en cuestión dolía. No me gusta sentir dolor. Lo único que hice fue sacarla del Corazón, usar la sangre como tinta para escribir la historia y remendar la cicatriz con palabras, cerrando la herida para siempre. Apapachar significa «abrazar con el Alma». Eso es este relato, un abrazo con el Alma.

IJDG: Uno de los aspectos que más me ha sorprendido de tu relato es que te deja con la sensación de haber estado leyendo un poema, ¿fue algo buscado o simplemente surgió al escribirlo?

SL: Surgió sin más. Las palabras aparecían rodeadas de ese halo poético. Solo les di forma para contar algo íntimo con lo que cualquiera pudiera sentirse identificado.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Presentación de Cuadernos de Medusa en Nakama Lib. De Izquierda a derecha (Victoria Irene Borrás Puche «editora de Cuadernos de Medusa», Erika Okumura, Sara Levesque e Inma Claudio)

IJDG: En la presentación de Cuadernos de Medusa en Madrid, decidiste leer el relato acompañada por… ¿Cómo se te ocurrió esa mezcla tan interesante?

SL: Por Erika Okumura, autora del relato El mito de Hi’Haka. La primera vez que nos reunimos los autores, no estábamos todos. Los que asistieron me cayeron bien muy pronto. Pero me sentí identificada con el carácter que mostraba Erika. Sonriente pero tímida cuando le tocó hablar. A mí me cuesta mucho hablar en público, y pude ver que a ella también parecía sucederle lo mismo. Nos caímos bien en seguida. Pensé que si presentábamos las dos este proyecto tan hermoso, podríamos disfrutarlo sin dejarnos llevar por el «miedo escénico», apoyándonos en el relato de la otra.

IJDG: Además de cultivar la prosa, como en el caso de este precioso relato que se incluye en Cuadernos de Medusa, también eres poeta. ¿Cómo decides si una historia es un poema o un relato?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Acción reivindicativa por la Biblioteca de Mujeres en el Espacio de Encuentro Feminista.

SL: La propia esencia de la historia me lo sugiere. Si se basa en algo fugaz, la visto de poema; si es algo más intenso o que me cuesta más trabajo exteriorizar, la convierto en relato.

IJDG: Hablando ahora de obra poética, ¿cómo te gusta definirte, como poeta o como poetisa?

SL: Dado que no puedo decantarme solo por un género, prefiero definirme como Escritora. Lo que más trabajo es la prosa y narrativa, pero también poemas… No puedo elegir un único género.

IJDG: ¿Qué tal fue la experiencia de participar en los actos del 8 de marzo del Espacio de Encuentro Feminista con tu obra poética?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque en el Espacio de Encuentro Feminista

SL: Fue muy enriquecedora. No pude estar presente al 100%, pero tanto lo que yo vi como lo que me contaban las compañeras fue que mi obra recibió una calurosa acogida. Además María Ángeles, una de las mujeres que trabaja en el Espacio, me dio un valioso consejo para hablar en público el día que fui a presentar mi obra allí: que no me dejase llevar por la timidez y mirase a los asistentes mientras leía. Debido a los nervios, ese día leí un relato sin despegar los ojos del papel. El consejo me ayudó mucho desde entonces.

IJDG: Siguiendo con tu faceta más activista, háblanos de tu participación en el centenario de Gloria Fuertes, en el acto La Gloria está fuera de los armarios y en la acción Creadoras, reivindicando a las escritoras en la calle Huertas.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque participando en La Gloria está fuera de los armarios en la plaza Gloria Fuertes.

SL: Todo ello fue algo que jamás hubiera pensado que podría realizar. Desde Órbita Diversa me dieron la oportunidad de colaborar con mi trabajo. En el centenario conocí a personas muy interesantes que siempre recibieron tanto a mi Arte como a mí misma con una sonrisa. Paloma y Cass me invitaron a diversos eventos relacionados con Gloria Fuertes, y disfruté muchísimo de compartir con ellas algo tan mágico. Conocí a Inma, guitarrista formidable del grupo Criaturas del aire, y después a Ana, la vocalista. Sobre el acto La Gloria está fuera de los armarios, tuve la oportunidad de leer en la plaza de Gloria Fuertes pedacitos de mi trabajo y compartirlo con más artistas. Y la acción en la calle Huertas fue algo muy original, que me dejó con ganas de alargarlo hasta que acabara el día. La autora que elegí fue Concha Espina, leí un pequeño fragmento de La esfinge Maragata, y después un mini texto mío basado en ella. Puedo decir que en los tres actos me sentí como en familia. Y todo ello siempre acompañada por el cariño de Matteo, César y Ofelia. Todos los actos fueron muy importantes para mí, tanto a nivel profesional como personal. Me sirvieron para ir aprendiendo poco a poco a hablar en público, que la gente no muerde y que no hay que tener miedo a decir lo que piensas.

IJDG: También colaboraste en la redacción de una de las entradas del Fanzine Creadoras, que está disponible en la librería Tierra Trivium. ¿Por qué elegiste a esta autora? ¿Qué nos puedes contar de esta experiencia?

SL: Elegí a Concha Espina porque, salvo Gloria Fuertes, no conocía bien al resto de autoras propuestas. De Concha había leído poquito, pero me gustó. Me pareció interesante profundizar en su obra y mostrar en la acción la importancia que se merece. El momento de compartirlo con los compañeros y las personas que se nos iban uniendo fue inmejorable.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Ignacio J. Dufour García, autor de la misma.
Sara Levesque escribiendo una cita de María de Zayas en la calle Huertas.

IJDG: ¿Cuáles son tus referentes literarios?

SL: Muchos, H. D. Thoreau sobre todo. Jeanette Winterson, Malú Urriola, Emily Dickinson, Joe Simpson (el alpinista), Tagore, Gloria Fuertes, María Recrea, Oriana Fallaci, Stephen King…

IJDG: Sara, ¿qué es lo que te llevó a escribir?

SL: Supongo que, como soy tímida y a veces me cuesta hablar, me expreso mejor escribiendo. Es algo que aprendí en casa. Mis padres siempre leían. Cuando aprendí a hacerlo, devoraba libros sin parar. Después pensé que sería buena idea crear yo uno, para que quien lo leyera sintiera la misma emoción que sentía yo al leer. A modo de anécdota, me gustaría compartir que, cuando era pequeña y me portaba mal, mis padres me castigaban sin leer.

IJDG: Levesque no es tu verdadero apellido. ¿Qué te llevó a usar seudónimo? ¿Y cómo te decantaste por Sara Levesque?

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.SL: Me pareció buena idea protegerme detrás de un seudónimo. Quise reflejar este aspecto en una de las protagonistas de mi novela, Sylvie. Elegí Sylvie Levesque. Cuando acabé la novela me di cuenta que me gustaba para mí, así que al personaje le puse otro y yo adopté este. Es un apellido francés. Casi todo lo que escribo está ambientado en diferentes partes de Francia. Como no podía ser de otra manera, mi seudónimo tenía que ser francés también.

IJDG: Poesía, relato, novela… ¿Tienes algún género preferido? ¿Alguno en el que te sientas más a gusto?

SL: Me siento cómoda con los tres, pero sobre todo con la novela. Después con el relato y luego con la poesía.

IJDG: Por último, antes de dar por finalizada esta agradable velada, ¿nos podrías hablar de tus futuros proyectos?

SL: Por supuesto. Colaboro desde hace más de un año con la web lesbicanarias.es, con tres relatos semanales. Mantengo al día mi propia web con relatos cortos y algún poema. Tengo escritos tres libros de relatos cortos en prosa poética y el cuarto viene de camino. Además de la novela mencionada al principio de la entrevista, tengo una segunda novela en marcha. Estoy ahora mismo con la promoción de Cuadernos de Medusa y deseando volver a publicar con ellas cualquiera de mis trabajos.

Imagen cedida a Tierra Trivium por Sara Levesque.IJDG: Muchas gracias, Sara, por concedernos un rato tan agradable en La Buhardilla, de Tierra Trivium. Aprovechando tu admiración por Gloria Fuertes, te animamos a participar en la antología que estamos preparando en la editorial por el ciento un aniversario de su nacimiento (Bases Colección Mementos: Gloria Fuertes). Ya sabes que esta es tu casa, y estaremos encantados de que visites cuando quieras.

SL: Muchas gracias a vosotros por esta gran oportunidad. Así me he sentido… Como en casa. Acepto la participación en la antología. Un abrazo.

La semana que viene, siguiendo con la poesía nos visita el poeta, actor, autor y director de teatro Francisco Cenamor, con el que además de hablar de su obra poética y teatral hablaremos de su blog asamblea de palabras en el que cada día publica un poema de un autor diferente y que os recomiendo como forma de conocer poetas de otros lugares.

Por cierto, si queréis ser los primeros en leer las entrevistas de La Buhardilla de Tierra Trivium os invito a uniros al grupo de Telegram del Grupo Tierra Trivium donde publicamos todas nuestras novedades.