YO, SEÑOR, NO SOY MALO (tres novelitas lóbrigas y tremendistas de las que ya no se estilan)

Valorado 3.00 sobre 5 basado en 1 puntuación de cliente
(1 valoración de cliente)

16,00

Editorial GRUPO TIERRA TRIVIUM
EAN 9788494851674
Título YO, SEÑOR, NO SOY MALO
Autor (Apellidos, Nombre) JESÚS TÍSCAR JANDRA
Colección TIERRA NARRATIVA
Número de la colección 10
PVP con IVA en €                                        16,00 €
Fecha Lanzamiento SEPTIEMBRE, 2018
Dimensiones 140*210
Nº de páginas 160
Encuadernación Rústica – tapa blanda

Descripción

Yo, señor, no soy malo —primeras letras del Pascual Duarte, de Cela— agrupa un trío de novelitas repulsivas e irresponsables de las que su autor, sin embargo, dice estar muy orgulloso y asegura que las defenderá ante cualquier Tribunal de lo Correctísimo si ante él es llamado, siempre y cuando la acusación sea capaz de admitir, de entrada y sin lugar a dudas, que motivos no le faltan a nadie para serlo. A nadie.

La primera novelita, Los zapatos de mi padre, es una historia adolescente de barrio y de los ochenta: de barrio obrero, de barrio pobre, de barrio hastiado, borrico, cruel, y de los 80, con número ahora, o sea de cuando se fumaba en el médico; una historia, pues, sobre chándales, drogas, pajas, baretos, conejillos de Indias, fetos por rebuscar en la basura, otorrinolaringólogos y mujeres maltratadoras que mueren sin haberles perdonado jamás la homosexualidad a sus hijos mayores.

Salchichas crudas, la novelita segunda, narra unas cuantas horas de un día en la vida de unas iniciales, de unas de esas iniciales criminalizantes que vemos a diario en la sección de sucesos de los periódicos, desde que son despedidas de la charcutería (buena) en la que trabajan hasta el momento en que las iniciales se plantean, en las alturas, si no sería mejor acabar de una puñetera vez con su tipografía anónima. Y terminar medio bien.

Por último, la novelita Días de sangre y leche la cuenta Paquito, un joven salpicado de gente enferma que se llama Porcaria, Jovino, Pladia, Trófino, Yoyaquím, Nilamón, Almodia… y que sobrevive en las aberraciones y en la locura feroz de quienes le rodean gracias a la obligación contraída, invertida y casi religiosa de alimentar a su amada madre con el néctar ansiolítico que sólo los machos de la especie humana pueden proporcionarle.

En fin, una delicia.

SOBRE EL AUTOR
Me llamo Jesús Tíscar Jandra y desde el 2 de marzo de 1970 soy de Jaén, una ciudad a la que se le aflojó el atornillado que la sujetaba a La Mancha y se cayó en Andalucía. Escribo desde siempre y tengo una ortografía impecable y una caligrafía muy sosa. Además, las palabras no me inspiran miedo alguno, pero sí todo el respeto y el amor que hacen falta para ser escritor a jornada completa y sufrir el oficio como es debido y aconsejable, porque, si no, no te metas. Ahora vivo en un pueblo de Murcia del que me niego a salir. No me gusta la gente, pero la gente no se lo cree. En 2017 gané el XXI Premio de Novela Negra «Ciudad de Getafe» con La japonesa calva (Edaf), en 2005 gané el XXV Premio de Novela «Felipe Trigo» con La Poetisa (Algaida), en 2016 me publicaron Memorias de un gusano (RaRo) y en 2014 reuní unos cuantos relatos premiados en concursos literarios y los titulé La camarera que me escupía en los chupitos de whisky (Baraka Project). También escribo y me estrenan teatro (La vida de Chomino, Verracas, ¿Sí o qué?) y doy mi opinión en los periódicos hasta que los periódicos me tuercen el morro y entonces dejo de darla. No soy sindicalista, pero me gusta mucho el dinero. Y la cerveza.

Información adicional

Dimensiones 140 × 210 cm

1 valoración en YO, SEÑOR, NO SOY MALO (tres novelitas lóbrigas y tremendistas de las que ya no se estilan)

  1. Valorado en 3 de 5

    lalectoralocuaz

    Un libro que muestra, en toda su crudeza, lo bajo que puede caer un ser humano.
    Tres novelas cortas que se leen con facilidad, aunque la crudeza de las descripciones puede herir algunas sensibilidades.
    Sería un libro estupendo para leer en grupo y después realizar un análisis y un debate de si es cierto que la realidad supera la ficción.

    • Jimena Tierra

      Gracias por tu opinión.

Añadir una valoración

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

También te recomendamos…