Prólogo de Valentina y los oficios olvidados

Valentina, la hija de Lola, una «simple modistilla de barrio», descubrirá que hay mucha magia tras los bordados y dobladillos que cose su madre.
Una mañana, Lola desaparece y la pequeña Valentina deberá ir en su busca a Memorandia, la ciudad de los oficios olvidados.
Justo entre el paralelo ignorado y el meridiano desconocido, Valentina encontrará una isla donde brujas y artesanos viven subyugados por los antojos de Míster Manager y su siniestro ejército de autómatas.
Una simpática aguja y los objetos de una caja de costura muy especial serán las armas con las que contará Valentina para recuperar a su madre y salvar Memorandia. La amistad, el valor, la compasión y el amor harán el resto.